El impacto ambiental de la basura electrónica en el mundo

impacto-ambiental-basura-electronica

El impacto ambiental de la basura electrónica en el mundo

Recientemente pusimos sobre la mesa el concepto de la basura electrónica. Todos esos residuos que nacen de los dispositivos electrónicos y que tienen un enorme potencial dañino desde el punto de vista ambiental. ¿El problema? Cada año producimos más y más de esta basura informática. ¡Y solo reciclamos un porcentaje muy pequeño de la misma! Una situación de emergencia que debemos enfrentar ya. Por eso también vimos posibles soluciones para la basura electrónica. ¿Pero tan serios es el problema?
 
 

Así afecta la basura informática al planeta

La realidad es que sí. Los dispositivos electrónicos no son dispositivos simples. Como todos sabemos, tienen una enorme complejidad en su interior, tanto en el diseño como en la composición. Por eso podemos hallar en ellos una enorme variedad de materiales de fabricación diferentes. Muchos de ellos contaminantes para el medio ambiente y el planeta en general. Esa es la razón de que la basura electrónica en el mundo deba ser enfrentada cuanto antes. Tenemos la responsabilidad de cuidar nuestro planeta.
 
En concreto, la basura informática puede contener metales pesados como el mercurio, el plomo, el cromo, el cadmio, el arsénico o el antimonio, todos ellos potencialmente perjudiciales para el planeta. Pero no solo el medio ambiente sufre las consecuencias de su vertido a la naturaleza. También nuestra salud. Después de todo, estos metales pueden pasar a formar parte de la cadena alimenticia y penetrar en nuestro cuerpo con la comida animal que consumimos. Las consecuencias pueden ser muy graves.
 
 

Daño ambiental de la basura tecnológica

El daño ambiental de la basura cibernética tiene mucho que ver con los metales que posee, como decimos, pero también con muchos otros materiales como los materiales plásticos. Estos componentes pueden dañar los ecosistemas y provocar alteraciones en los animales que lo habitan. Nuevamente, estos plásticos pueden acabar en nuestra dieta a través del consumo de animales que han consumido microplásticos. No existe una manera de separar el daño ambiental de la basura informática del daño a nuestra salud.
 
Porque estamos todos conectados. Aunque muchas veces nos sintamos erróneamente por encima del resto de la vida y del planeta en sí mismo, la realidad es que somos una pieza más de él. Es el impacto ambiental de la basura electrónica un gran enemigo de todos. Uno que puede contaminar suelos y acuíferos y llegar a generar daños en el ADN de los animales y de las personas. Podemos evitarlo siendo más responsables en nuestro consumo y en nuestra manera de proceder con los residuos. Está a nuestro alcance.
 
 

Basura cibernética, su impacto ambiental

Existen residuos que no pueden ser eliminados a través de los clásicos contenedores de desecho o reciclaje. La basura electrónica es uno de ellos. Por suerte, las autoridades de la mayoría de países cuentan con varios puntos limpios repartidos por las ciudades. Si tienes un dispositivo electrónico que no necesitas ya, puedes llevarlo hasta este punto limpio y tener la tranquilidad de estar protegiendo al planeta. Las soluciones para la basura tecnológica son muy sencillas. Solo tenemos que poner un poquito de nuestra parte.
 
 

Impacto en el medio ambiente de la basura electrónica

Ahora que conocemos el impacto ambiental de la basura electrónica tenemos una responsabilidad aún mayor. No podemos seguir mirando hacia otro lado. En ese sentido, es muy importante aplicar las tres erres del reciclaje. La primera de ellas es reducir el consumo. ¿De verdad necesito un nuevo móvil? La segunda es reutilizar. Donar tus dispositivos o adquirir dispositivos de segunda mano. La tercera es reciclar en sí y para eso contamos con puntos especializados. No hay excusas. Protejámonos.