¿Qué es el Instituto Nacional de Ciberseguridad?

instituto-nacional-ciberseguridad

¿Qué es el Instituto Nacional de Ciberseguridad?

Internet ha supuesto una revolución completa en la manera en que gestionamos nuestras vidas. Tanto desde un punto de vista personal como desde un punto de vista profesional. Tanto como individuos como sociedad. Ahora, quien más, quien menos, todos realizamos una ingente cantidad de acciones a través de la red. Acciones que dos décadas atrás realizábamos exclusivamente de modo offline: hacer la declaración de la renta, transferir dinero, comprar… De hecho, ya publicamos un artículo acerca de cómo hacer compras en internet de manera segura.

Porque sí, internet es muy cómoda, pero también contiene muchas amenazas tanto para nuestra seguridad como para nuestra privacidad. Virus informáticos, suplantaciones identidad, robos de información vía malware… Una gran cantidad de peligros nos acechan en la red. Para defendernos, necesitamos ser internautas precavidos y no caer en los clásicos errores en materia de ciberseguridad. En nuestro blog llevamos mucho tiempo aportándoos muchos consejos. Pero, para defendernos, también contamos con el Instituto Nacional de Ciberseguridad.

 

¿Qué es INCIBE?

El Instituto Nacional de Ciberseguridad de España, más conocido como INCIBE, es un organismo dependiente del Ministerio de Economía y Empresa. Nació en el año 2006 bajo el nombre de Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO) y con unos objetivos diferentes: potenciar proyectos innovadores relacionados de lleno con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. No obstante, y con el aumento progresivo de las amenazas en materia de ciberseguridad, la entidad viró su naturaleza hacia una función más protectora.

Más concretamente, el Instituto Nacional de Ciberseguridad INCIBE cuenta con cuatro grandes funciones. En primer lugar, una función de prestación de servicios de ciberseguridad. En ese sentido, el organismo se encarga tanto de prevenir ciberataques masivos como de actuar ante ciberataques ya en marcha. Sus metas prioritarias son proteger la ciberseguridad de los ciudadanos, de la red académica y de investigación española, y de empresas de sectores estratégicos para el funcionamiento del país. En otras palabras: es la guardiana del internet español.

En segundo lugar, el Instituto Nacional de Ciberseguridad también se encarga de fomentar la investigación en el marco de la ciberseguridad. Apoyar el desarrollo de aplicaciones de ciberdefensa, organizar eventos de carácter divulgativo o realizar campañas de información son tareas englobadas dentro de esta función. En tercer lugar, INCIBE también realiza tareas de promoción de talento en materia de ciberseguridad. Y, en cuarto y último lugar, también está al mando de la coordinación nacional e internacionales a la hora de reaccionar ante amenazas.

 

La protección de datos de carácter personal en Internet

La evolución de la naturaleza del organismo, desde sus funciones como Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación hasta sus funciones como Instituto Nacional de Ciberseguridad responden al incremento de la amenaza en internet. Hoy, las informaciones confidenciales, incluida las informaciones bancarias, se encuentran muy expuestas. Hasta hace una década, nadie utilizaba dichas informaciones en la red para realizar gestiones de ningún tipo. Hoy la cantidad de personas que lo hacen aumenta sin parar. Y también, por tanto, los delincuentes.

En ese sentido, es fundamental que exista un organismo como INCIBE que proteja el internet en España. Tanto la infraestructura que lo posibilita como a quienes lo utilizan. En líneas generales, la preocupación de toda clase de autoridades en relación a la protección de datos de carácter personal en internet crece año tras año. Un buen ejemplo de ello ha sido el desarrollo de nuevas leyes en materia de protección de datos como el RGPD, diseñado por la Unión Europea, o la LOPD, la transposición al marco legal español del propio RGPD.