La nueva movilidad en las ciudades ¿cuál será su impacto?

La nueva movilidad en las ciudades ¿cuál será su impacto?

Ha sido en Valencia donde se ha celebrado la primera edición del Smart Mobility en abril de este año,

En sus conclusiones sobre movilidad urbana cabe destacar:

 

“Los vehículos serán compartidos, de conducción autónoma y no contaminantes.”

 

Estamos cambiando nuestros hábitos sin apenas darnos cuenta de ello, pero cambiamos. Vamos en un tren de alta velocidad en el que sólo nos damos cuenta de ello si nos asomamos a la ventanilla del recuerdo y pensamos lo que hacíamos hace solo cinco años.

 

¿Cómo funcionan las VTC? El coche es conducido por una persona, pero, ¿Quien guía a esa persona? ¿Cuánto tiempo calculas que falta para que esa aplicación que guía a tu conductor no guíe de forma autónoma el coche?

 

El concepto existe, el sistema existe, solo falta tiempo para su perfeccionamiento. Las ciudades van a cambiar porque nosotros ya lo hemos hecho. De hecho, existen cada vez más conocimintos sobre el uso de los espacios, creando nuevas soluciones de movilidad urbana. Gracias a estos grandes cambios innovadores en el sector, las ciudades se adaptarán de forma progresiva a la nueva situación.

Smart Mobility

Veremos que el concepto de transporte individual y/o colectivo serán dos conceptos a desaparecer, sustituido por el nuevo paradigma más avanzado de “transporte personalizado”.

 

El efecto de este nuevo paradigma será el aumento del número de vehículos que se moverán en el centro de las ciudades, lo que obligará a nuevas normas de circulación y nuevas habilitaciones para la utilización de los mismos.

 

Es necesario aclarar que esta tendencia se notará con más intensidad en las grandes ciudades, que en España sabemos que no superan la media docena.

 

Nada menos que El Foro Económico Mundial se involucra en la nueva tendencia, lanzando una nueva coalición global de movilidad urbana  para reducir las emisiones de transporte en un 95% y reducir los costes de viaje en un 40%

La misión de GNMC (Global New Mobility Coalition):

 

Desarrollar conjuntamente, poner a prueba y escalar iniciativas de sensibilización y políticas que promuevan los beneficios de las tecnologías de movilidad compartida, eléctrica y automatizada (SEAM) para la sociedad y el medio ambiente. Por lo tanto, se barajan diversas formas de enfocar soluciones de movilidad, estudiando principalmente los coches del futuro y su forma de conducirlos.

 

Ciudades con movilidad sostenible en el futuro

 

Así ven los británicos el futuro de la movilidad en sus ciudades: Londres.

 

 

 

 

Los franceses quieren para Paris una capital de ciclismo 100% para 2020. Este es el deseo de la Ciudad de París, que desde 2015 con el Plan Vélo, se da los medios para apoyar el desarrollo de esta movilidad tanto ecológica como económica. El nuevo Plan Climático proporciona:

 

  • El desarrollo de nuevas ciclovías .
  • 10,000 nuevos espacios de estacionamiento , en cajas seguras, cerca de estaciones de tren y cerca de equipos en particular.
  • Reducir la velocidad del tráfico a 30 km / h como máximo fuera de los ejes principales
  • Nuevos servicios de bicicletas: el alquiler de bicicletas de carga, una empresa de servicio de bicicletas y talleres de auto reparación.
  • Embarque de bicicletas en trenes y RER .
  • El aprendizaje de la ciudad en bicicleta para los jóvenes parisinos antes del final de la escuela primaria en 2025.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Además , los franceses buscan asegurar una movilidad urbana sostenible con la que poder reducir los niveles de carbono. En consecuencia, la prohibición de los vehículos contaminantes en el centro de la ciudad de Paris.

 

 

¿Qué sabemos de Madrid?

 

Madrid es un campo de pruebas para la movilidad compartida. De hecho, según datos de Chipi, existen unos 2.010 vehículos y 1.898 motos compartidas en Madrid. De esta forma, podemos afirmar que los vehículos compartidos en Madrid son una realidad bien implantada y en pro de una movilidad sostenible. Sin embargo, no termina en este punto la implicación de la ciudad por conseguir una movilidad urbana sostenible.

 

 

 

 

Estas son las 30 medidas que impulsa el Ayuntamiento de Madrid:

 

  1. Área Central Cero Emisiones
  2. Reforma de las principales vías de acceso al centro
  3. Prioridad para los peatones
  4. Mejora y ampliación de la red ciclista
  5. Ampliación de BiciMAD y coordinación con el Consorcio Regional de Transportes
  6. Regulación del aparcamiento con criterios de calidad del aire
  7. Limitación de la velocidad en los accesos metropolitanos y la M30
  8. Red de aparcamientos intermodales en la corona metropolitana
  9. Vías preferentes y priorización semafórica para autobuses
  10. Infraestructuras reservadas para transporte público
  11. Ampliación y renovación de la flota de la Empresa Municipal de Transportes
  12. Incentivos para una flota de taxis de bajas emisiones
  13. Optimización del servicio del taxi con criterios ambientales
  14. Optimización de la distribución urbana de mercancías
  15. Distribución urbana de mercancías con vehículos de bajas emisiones
  16. Innovación y eficiencia en los procesos logísticos urbanos

 

 

 

  1. Renovación del parque circulante
  2. Flotas de servicios municipales de bajas emisiones
  3. Planes de movilidad laboral sostenible
  4. Red de recarga para vehículos eléctricos y suministro de combustibles alternativos
  5. Impulso a las iniciativas de movilidad compartida
  6. Regeneración y rehabilitación de barrio
  7. Fomento de sistemas de climatización eficiente de bajas emisiones
  8. Generación distribuida y uso de energías renovables
  9. Reducción de emisiones en la gestión de residuos
  10. Monitorización energética y gestión de consumos de instalaciones municipales
  11. Intervenciones en edificios e instalaciones municipales
  12. Incorporación de criterios de sostenibilidad en la contratación municipal
  13. Adaptación al Cambio Climático. Madrid + Natural
  14. Sensibilización ambiental y cooperación con otras administraciones

 

LA CONCLUSIÓN

 

Las ciudades necesitan un nuevo planteamiento de su movilidad urbana, las restricciones al tráfico de automóviles y transporte en vehículo industrial tradicional van a alterar toda la actividad económica en los próximos años, el mix será otro, donde la oferta de ocio, cultura y restauración serán los nuevos ejes del comercio.

 

A nivel residencial, las familias irán abandonando el centro de las ciudades siendo sustituidas por residentes temporales, oficinas de representación y funcionarios.

 

En cuanto a los nuevos volúmenes en edificación, la tendencia es el desarrollo vertical para conseguir grandes espacios abiertos multifuncionales de uso público.