¿Por qué es tan importante destruir tus móviles o smarthphones antiguos?

destruccion-moviles-antiguos

¿Por qué es tan importante destruir tus móviles o smarthphones antiguos?

Los teléfonos móviles se han convertido en una parte muy importante de nuestras vidas. Los llevamos encima 24 horas al día, almacenamos toda clase de datos sobre nuestra agenda, ocio, contactos y fotografías de toda clase. Toda la información referente a nuestra vida privada y profesional esta en nuestro dispositivo móvil. Aunque esto supone una gran ventaja en cuento a comodidad para los usuarios, también pone en riesgo toda nuestra información en caso de robo, extravió o si no nos deshacemos de ellos de la forma adecuada cuando ya no los necesitamos.

Con los avances de la tecnología tenemos nuevos dispositivos muy a menudo, por lo que una gran cantidad terminan tirándose. Todos estos deshechos contienen una gran cantidad de información y datos sobre nosotros, además de materiales perjudiciales para el medio ambiente. Los expertos aseguran que la información del teléfono no podrá ser borrada de forma completa y segura a no ser que se destruya totalmente el aparato, ya que de otra forma siempre habrá algún modo de recuperarlo.

La RAEE (Residuos de los Aparatos Eléctricos y Electrónicos) o chatarra electrónica está plagada de información de todo tipo de sus antiguos dueños. Cuando estos dispositivos caen en malas manos, se puede extraer toda clase de datos, incluyendo números de tarjeta, seguridad social o fotografías. Con estos archivos se puede suplantar la identidad, robar o estafar a la persona o negocio afectado. Las herramientas necesarias para realizar estos asaltos pueden ser obtenidas fácilmente a través de descargas online o compradas para estos fines.

Por este motivo es tan importante la correcta eliminación de los dispositivos móviles cuando ya no los necesitamos. La recomendación de seguridad habitual indicada por los profesionales del sector ha sido desde hace años la destrucción equipos informáticos y elementos electrónicos para asegurar que sea imposible acceder a sus datos. Cualquier otra clase de solución, solamente alargaría el proceso, pero seguiría siendo posible recuperarla.  Existen diferentes métodos para destruir los móviles que ya no necesites de forma segura, aunque cada proceso tiene sus puntos negativos y positivos.

 

Trituración de teléfonos móviles

Para que el aparato realmente quede inservible y nadie pueda acceder a los datos de su interior es necesaria una destrucción física. Existen muchas formas de eliminarlo de esta manera, de hecho, en los últimos años se han multiplicado el número de vídeos que muestran como ciertas personas destruyen sus antiguos móviles a golpes. Lo cierto es que, para garantizar la seguridad, se debe destrozar lo máximo posible el aparato, ya que si únicamente si lo rayamos o golpeamos la información continuará dentro. Para que el aparato quede invalidado totalmente debe quedar hecho añicos, por lo que la mejor solución es recurrir a la trituración de móviles. Es el método más cómodo, sencillo y, normalmente barato, de eliminarlo. Las empresas profesionales dedicadas a servicios de destrucción de documentos también se encargan del reciclaje de los productos de carácter electrónico tras su eliminación.

 

Desmagnetización de teléfonos móviles

Una forma clásica de eliminar información en discos duros y similares es utilizando imanes. Como el almacenamiento de su interior funciona de forma magnética, se puede dificultar su lectura o borrarla por completo. La desmagnetización de teléfonos móviles es un proceso lento, ya que debe realizarse pieza por pieza. Además, para conseguir los resultados esperados tiene que realizarse por profesionales capacitados y formados.