Cómo afecta el derecho al olvido en el RGPD

derecho-al-olvido

Cómo afecta el derecho al olvido en el RGPD

¿Qué es el Derecho al Olvido?

El derecho al olvido es el derecho que tiene toda persona a modificar, cancelar o borrar sus datos personales que estén en posesión de cualquier entidad o persona.

Este derecho de todo ciudadano está recogido y regulado en el Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD), aprobado por el parlamento europeo que entró en vigor el pasado 25 de mayo de 2018.

En Internet incluye el derecho a limitar la difusión universal e indiscriminada de datos personales en los buscadores generales cuando la información es obsoleta o ya no tiene relevancia ni interés público, aunque la publicación original sea legítima (en el caso de boletines oficiales o informaciones amparadas por las libertades de expresión o de información).

El derecho al olvido RGPD, es necesario para preservar tu intimidad como usuario y también tus datos personales para que no sean expuestos a terceros con la intención de venta o sean adquiridos para suplantación de identidad y robo en cuentas bancarias, por ejemplo.

 

Consejos básicos del derecho al olvido

  • Reflexiona sobre los datos que facilitas a las empresas, sobre todo al registrarte por primera vez, tener acceso a tu ubicación, fotos, cuenta bancaria, dirección de trabajo, etc. Si hay algo que te chirría no lo hagas, no merecerá la pena el riesgo.
  • ¿Dónde pueden acceder los ladrones “hipotéticos” a esos datos? La respuesta más obvia será en tu teléfono móvil, ese aparato extensión de tu mano derecha que sabe mucho sobre ti y además es muy valioso porque seguro que es de última generación. Proteger el contenido con un buen sistema de seguridad en acceso al teclado y cerrando las aplicaciones con clave será primordial para dormir mejor por las noches.
  • Piensa antes de compartir “a loco”, si estás de vacaciones es lógico que subas alguna foto para que tus “seguidores” vean lo mucho que disfrutas, pero también lo verá el ladrón que intenta acceder a tu casa sabiendo que no hay nadie, por eso mismo te invitamos a una previa reflexión sobre lo que compartes en Internet.

 

Ejercer el derecho al olvido

Principalmente solicitando a los buscadores que no los indexen. A través de esta vía, la información no se borra del sitio web en el que está publicada. Pero no será tan accesible ya que no se mostrará entre los resultados en caso de que intenten buscar el nombre y apellidos del solicitante.

No obstante, para que se pueda aplicar el derecho al olvido, la reclamación tiene que reunir unos requisitos como que la información esté obsoleta y recoja datos del pasado que ya no se corresponden con la realidad o consideremos que la información es irrelevante, inadecuada o que daña nuestra imagen.

Si hemos consumido estas vías y seguimos insatisfechos con las decisiones adoptadas por los buscadores, podemos acudir a la autoridad local en competencia de protección de datos para que las inspecciones resuelvan el problema en base a las reclamaciones, pero seguiremos esperando un tiempo.

 

Ejercer el Derecho al Olvido en Google

Este buscador tan usado en España tiene su propio formulado habilitado en el siguiente enlace para que cualquier usuario pueda solicitar que se eliminen los enlaces o información escrita y de imagen que no queremos que se siga indexando. Este será también el primer paso para cumplir con una sentencia judicial que se ampara en la retirada de información de afectados en determinados casos. Tras rellenar el formulario recibes una notificación para que la puedas presentar cuando inicies el procesamiento de las solicitudes.

Yahoo! Formulario que puedes encontrar para ejercer tu derecho al olvido en este enlace

Bing también tiene su formulario del derecho al olvido en este enlace