Comprar base de datos en España

comprar-base-datos

Comprar base de datos en España

El email marketing es una de las dimensiones del marketing digital más importantes para todas las empresas. Gracias a ella podemos impactar a los potenciales clientes o usuarios de manera completamente directa. Además, las acciones de email marketing pueden automatizarse con la ayuda de determinadas aplicaciones. Sin embargo, para que dichas acciones sean efectivas es necesario contar con una base de datos de usuarios. Una de calidad. Una sólida. ¿Pero tenemos la posibilidad de comprar una base de datos en España? La respuesta es sí.

Bases de datos para empresas

El email marketing nos proporciona muchos beneficios a la hora de alcanzar ciertos objetivos y desempeñar ciertas funciones. Por ejemplo, resulta muy práctico para informar a los clientes o usuarios de las novedades en materia de productos. O para informar de posibles descuentos de carácter temporal. Todo ello, lo apuntábamos antes, depende de una cuestión: tener una buena cantidad de direcciones de correo electrónico útiles a las que enviar dichas informaciones. Pero esto no es tan fácil como podemos imaginar. ¿Debemos comprar una base de datos en España?

Después de todo, construir una base de datos de calidad requiere tiempo y recursos. Debemos tener muy presente que desde la entrada en vigor de la Ley Orgánica de Protección de Datos y garantía de los derechos digitales (más conocida simplemente como LOPD), las marcas tienen que obtener el consentimiento expreso de los usuarios para poder almacenar sus datos. En ese sentido, obtener dicho consentimiento requiere de muchas otras estrategias y acciones para la captación. Por eso muchos piensan en comprar una base de datos de empresas de España?

Comprar bases de datos para empresas en España

Existen muchos sitios web que proporcionan bases de datos. Por eso decíamos antes que, en la teoría, comprar una base de datos de empresa en España es posible. Ahora bien: que sea posible no quiere decir que sea legal. O al menos no de esa manera. La compra directa de una base de datos de tercero puede ser castigada por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). El descubrimiento de dicha práctica ilícita puede ser sancionado con multas que pueden superar los 300.000 euros. Se considera un incumplimiento grave de la LOPD.

Sin embargo, existen maneras de acceder a bases de datos de terceros sin exponerse a graves sanciones LOPD. Para ello deben cumplirse dos requisitos fundamentales. El primero es que esa empresa que cede los datos personales debe haber recogido dichos datos personales de forma totalmente legal. Es decir, que haya existido el consentimiento expreso de los titualres de esos datos. Esto es imprescindible para no incurrir en incumplimiento de la normativa vigente. Pero, ya lo apuntábamos, no es el único requisito indispensable.

Existe otro muy importante que parte de una premisa muy clara: es ilegal comprar una base de datos en España. ¿Pero no decíamos que podíamos utilizar bases de datos de terceros? ¿Acaso nos estamos contradiciendo? En absoluto. El problema se encuentra en el término “comprar”. Y es que no puedes comprar los datos personales de terceros. La empresa que los posee no tiene capacidad legal de cedértelos físicamente. Lo único que puede hacer es alquilártelos y con una gran limitación: debe ser ella quien envíe tus comunicaciones de email marketing.

Bases de datos en España

Esto significa que tú no tendrás acceso directo a los datos personales recogidos en esa base de datos. ¿La buena noticia? Que tus comunicaciones llegarán a muchas direcciones a través de la mediación de la empresa que posee legítimamente esa base de datos. Por supuesto, esta tiene que tener permiso de los titulares de los datos personales para recibir comunicaciones de otros ajenos a la propia empresa. Es una estrategia interesante. Pero nada como construir tu propia base de datos.