¿Cuáles son las diferencias entre LOPD y RGPD?

diferencias-lopd-rgpd

¿Cuáles son las diferencias entre LOPD y RGPD?

Hasta hace muy poco en España funcionábamos a través de la LOPD, la Ley Orgánica de Protección de Datos, pero como prácticamente todo lo que hacemos hoy en día tiene alguna repercusión sobre nuestra privacidad y la de los que nos rodean, en Europa ha surgido el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). Este Reglamento afecta a todos ya que debe cumplirlo toda empresa que maneje datos de cualquier ciudadano de la Unión Europea. De esta forma, se amplía la seguridad de los usuarios al obligar a los negocios a establecer mayores medidas de seguridad en cuanto a la recopilación, archivo y eliminación de datos personales.

La protección de datos hace referencia a toda clase de información que permita identificar de alguna forma a la persona física a la que correspondan esos datos. Hoy en día resulta fundamental contar con una regulación para salvaguardar estos archivos a nivel internacional. Sin embargo, la normativa se ha visto alterada por la inclusión dentro de este régimen y existen ciertas diferencias entre la LOPD y el RGPD.

 

¿Qué es la LOPD?

Es la Ley Orgánica Española que vela por la protección de los derechos fundamentales y libertades públicas de los ciudadanos sobre cuyos datos tiene algún acceso o tratamiento cualquier clase de empresa u organización. Con estas normas se trata de proteger la intimidad y la privacidad de datos. Durante años ha sido el texto de referencia a la hora de tratar datos personales, ya fueran en soporte informático o de otra clase. Desde que se anuncia la implantación del reglamento europeo se trabaja en una nueva ley que concuerde con lo expuesto en esta otra normativa.

 

¿Qué es el RGPD?

Es el Reglamento General de Protección de Datos, un sistema europeo de regulación que busca proteger el tratamiento y almacenamiento de los datos personales que tienen las empresas. También busca garantizar los derechos fundamentales de las personas y prevenir que se vulnere su privacidad o intimidad. Este reglamento entró en vigor y con aplicación directa y obligatoria desde mayo del 2018.

 

Diferencias entre el RGPD y la LODP

Por sus definiciones podemos dar por hecho que son conceptos muy similares, ya que ambos se tratan de normativas legales y buscan los mismos fines. Sin embargo, dentro de sus puntos destacan grandes diferencias.

Por una parte, se producen cambios en los derechos de los usuarios respecto a la protección de sus datos. El reglamento amplía los derechos, estableciendo que una vez hayan sido utilizados los datos estos deberán ser dejados de usar. Además, establece que los usuarios deben ser conscientes, estar bien informados y consentir de forma libre y especifica la recopilación de estos datos, no dándose como valido el consentimiento por omisión. Existe también el derecho al olvido o a la solicitud de que cese el tratamiento y utilización de sus datos. Por último, introduce la figura del Delegado de Protección de Datos.

Por otro lado, asegurar el cumplimiento del RGPD implica nuevas obligaciones para las empresas, que deben estudiar las áreas de riesgo y llevar una documentación sobre el tratamiento de los datos que manejan. Por lo tanto, se debe crear un inventario con toda la información de carácter personal y su utilización. Según su nivel de riesgo, la compañía deberá establecer las medidas de seguridad que considere necesarias para que se reduzca.

 

Sanciones por no cumplir el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)

Por último, el RGPD también habla de las consecuencias que sufrirá la empresa si se incumplen estas medidas. La nueva Ley Orgánica de Protección de Datos, clasifica estas infracciones entre las muy graves (cuando se utilizan los datos para unas funciones distintas a las que exponían), graves (cuando se recaban datos sin el consentimiento obtenido de la forma correcta) o leves (el resto). Por estos motivos, es importante contar con una auditoria LOPD en la que se nos aconseje de forma específica, informándonos de todas las novedades.