¿Cuáles son los virus informáticos más peligrosos?

virus-informaticos-mas-peligrosos

¿Cuáles son los virus informáticos más peligrosos?

En las últimas semanas os hemos traído mucho contenido enfocado a la seguridad informática. El último, nuestro artículo sobre el ransomware, una clase de malware que bloquea el sistema del usuario y lo mantiene así hasta que abona una cantidad determinada a los ciberdelincuentes. En internet, ya lo sabemos, las amenazas son muy constantes. Bajo cada página web que visitamos, bajo cada comercio electrónico en el que pagamos con nuestra tarjeta bancaria, bajo cada email que abrimos, puede esconderse software malicioso que nos ponga en apuros.

No obstante, y en la mayoría de casos, este malware puede ser contrarrestado fácilmente por esos profesionales de la informática dedicados a frenar a los ciberdelincuentes. Quizá nosotros no tengamos los conocimientos para detenerlos, pero ellos sí. O al menos en la mayoría de casos. Porque, desde que nació internet, ha habido varios virus tan difíciles de combatir que provocaron auténticos desastres. Son los virus informáticos más peligrosos y en esta nueva entrada hablaremos de ellos en profundidad. Tu antivirus temblará solo con oír sus nombres.

 

Los 5 virus informáticos más peligrosos de la historia

Aunque el primer virus data del año 1972, no fue hasta la proliferación del ordenador personal cuando los virus comenzaron a campar a sus anchas. Hoy, cuando todas las empresas dependen en mayor o menor medida de los sistemas informáticos, los virus representan una amenaza todavía mayor. Una epidemia como la que provocaron estos cinco virus informáticos más famosos en la actualidad podría ser devastadora. Por suerte, también todos los sistemas de seguridad electrónica son ahora más potentes y precisos que nunca.

 

Virus CHI

El virus CIH, más conocido como virus Chernobyl, fue creado en 1998 por el estudiante taiwanés Chen Ing Hau. Su alcance fue tremendo: infectó a más de 60 millones de ordenadores repartidos por todo el mundo, generando en su camino de destrucción más de 1.000 millones de dólares en pérdidas. Una vez en los ordenadores, borraba información esencial e impedía incluso el arranque del mismo. Uno de los virus informáticos más peligros que fue lanzado, sin embargo, por el mero placer de su autor de ridiculizar los antivirus de las grandes empresas.

 

I Love You

Solo dos años después, el mundo volvía a sufrir los efectos de un virus de alcance masivo. En el año 200 todavía no había mucha conciencia alrededor de la seguridad informática –hoy, desgraciadamente, hay más pero no toda la que debería- y los usuarios abrían los correos de desconocidos como si nada. En uno sobre amor estaba este virus escondido. Hasta el Pentágono de los Estados Unidos acabó infectado. En total, más de 5.500 millones de dólares de pérdidas.

 

SQL Slammer

En 2003, tres años después de aquel virus del amor que provocó tantos daños, llegaría este gusano informático. El mensaje de su descubridor, Michael Bacarella, quedará para el recuerdo: “MS SQL WORM ESTÁ DESTRUYENDO INTERNET BLOQUEE PUERTO 1434!”. No solo ralentizó el tráfico mundial en 15 minutos, si no que dejó sin internet a países como Corea del Sur. Uno de los virus informáticos que más rápidamente lograron provocar el caos en la red.

 

MyDOOM

Aunque no tan rápido como MyDOOM. Este otro gusano informático superó todos los records de rápida infección y generó muchísimo temor en la red. La autoría continúa siendo anónima, aunque el mensaje que contenía este gusano, “Andy, estoy haciendo mi trabajo, nada personal, lo siento”, parece indicar que fue un encargo para que salieran perjudicadas determinadas empresas. La propia Microsoft lo catalogó como el virus más peligros del mundo en 2004, con una generación de daños de casi 40.000 millones de dólares.

 

Stuxnet

Este otro virus fue, en términos de daños, bastante más discreto. No obstante, cuenta con una particularidad que lo hace especialmente peligroso: su objetivo era destruir no solo el equipo que infectaba, sino mucho más. Dadas esas características, lo calificaron como “arma cibernética aterradora”. Y es que podía atacar sistemas externos de las industrias, incluidas las industrias nucleares. En otras palabras: su capacidad de devastación era mucho más real que la de los virus anteriores. Stuxnet podía incidir en el mundo físico.