Denunciar compañía telefónica por acoso

denunciar-compania-telefono-acoso

Denunciar compañía telefónica por acoso

Todos hemos sufrido alguna vez las incesantes llamadas telefónicas de alguna compañía. De por sí, realizar llamadas de manera reiterada constituye una vulneración de nuestros derechos, recogidos en la LOPD o Ley de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, transposición a nuestro marco legal del Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea. No obstante. cuando además ya hemos dejado claro que queremos que dejen de molestarnos, se convierte en acoso de las compañías telefónicas.
 
 

Acoso de compañías telefónicas

Porque pocas empresas son tan pesadas como las compañías telefónicas. Es cierto que muchas de ellas han cambiado sus políticas comerciales durante los últimos años. Incluso han nacido otras, muy exitosas, que no disponen siquiera de departamento comercial. En otras palabras: no te molestan porque no poseen equipo para ello. Sin embargo, algunas de las más grandes del sector continúa haciéndolo con frecuencia y muchos consumidores proceden a denunciar a la compañía telefónica por acoso.
 
En ese sentido, incluso se han producido sentencias condenatorias hacia determinadas compañías por estas llamadas incesantes, pero la cuantía económica resulta insuficiente para gigantes económicos que disponen de tantísimos recursos. Sea como sea, la única manera de protegernos frente a ella es mediante la denuncia en la Agencia Española de Protección de datos o ante los tribunales. Juntos, denuncia tras denuncia, es la única manera de acabar con estas prácticas abusivas que parecen impunes.
 
 

Se puede denunciar a una compañía telefónica por acoso

Como apuntábamos antes, se puede denunciar a una compañía telefónica por acoso. Y en función de un gran abanico de circunstancias. Por ejemplo, y como afirman los especialistas, están prohibidas las llamadas en horario intempestivo. La ley establece un horario determinado para las llamadas con fines comerciales y, como todos hemos experimentado desgraciadamente alguna vez, las compañías telefónicas no siempre son respetuosas con este horario. Es una razón más para interponer una denuncia.
 
Pero no la única. También lo es que comuniquemos formalmente a la compañía telefónica que no queremos seguir recibiendo llamadas comerciales y sigamos haciéndolo. Eso es sin ninguna duda el más claro ejemplo de acoso de las compañías telefónicas. En ese sentido, lo importante es recordar que estas compañías se alimentan de la pereza de los consumidores. Todos pensamos que alguien más denunciará y, que por tanto, para qué vamos a hacerlo nosotros. Pero es una tarea de todos.
 
 

Acoso compañías telefónicas

En muchas ocasiones ni siquiera sabemos cómo han obtenido las compañías telefónicas nuestro número de teléfono. Hay muchas maneras. Desde el puro azar, marcando números aleatorios, hasta la compra de banco de datos, pasando por muchas otras técnicas. En todos esos casos no ha habido un consentimiento por parte del consumidor de recibir llamadas con fines comerciales. Y, en consecuencia, se puede denunciar a una compañía telefónica por acoso por ello. Aunque a veces es incluso peor.
 
Y es que las compañías telefónicas están obligadas a informar acerca de que realizarán estas llamadas. Es un derecho que los usuarios desconocen que tienen y, una vez más, estas compañías abusivas se aprovechan de ellos. Si quieres denunciar a una compañía telefónica por acoso, puedes hacerlo a través de la AEDP o a través de los tribunales en caso de que consideres que mereces una compensación económica por los daños ocasionados. Sea como sea, hay mecanismos para combatir esta lacra.