Destrucción de inventarios obsoletos

destruccion-stocks

Destrucción de inventarios obsoletos

.Todas las empresas que trabajan con productos físicos tienen que hacer frente, en un momento u otro, al stock que ya no necesitan. Hablamos de productos fuera de stock, de productos descatalogados o de productos extras que sobran en nuestros almacenes. Productos que no solo consumen el espacio físico de las instalaciones de las empresas, sino que también consumen recursos humanos. En ese sentido, hacerle frente a ese stock sobrante acumulado a lo largo del tiempo es una necesidad para todas ellas por muy diversas razones.

La primera, como decíamos, es la optimización del espacio de los almacenes de la empresa. La segunda, también mencionada, es la optimización del rendimiento de los trabajadores, que no tienen que emplear esfuerzos en la gestión del stock sobrante. Y la tercera, muy importante también, es que la destrucción de estos excedentes es una razón de deducción fiscal reconocida por Hacienda. La razón es obvia: esta destrucción de productos de las empresas implica pérdidas para las mismas. Por tanto, es susceptible de ser utilizada como deducción.

Por el contrario, cuando ese stock obsoleto está almacenado sin más, cogiendo polvo, no pueden contabilizarse como pérdidas. Estaríamos perdiendo dinero. Por supuesto, esta destrucción no puede llevarse a cabo bajo unos criterios propios.  Debe realizarse conforme a los procedimientos profesionales. Procedimientos que las empresas de destrucción de inventarios obsoletos, como ABDC, proporcionan ininterrumpidamente durante el año entero. ¿Necesitas una retirada segura, organizada y eficaz? Somos la solución que necesitas.

 

Gestión de stock

La gestión de existencias es uno de los procesos más importantes en el seno de las empresas. Permite conocer qué productos tenemos, qué productos nos faltan y qué productos nos sobran. Pero también mucho más. Porque la gestión del stock implica controlar todos los flujos de materiales del almacén. Incluye acciones como el conteo de productos, la asignación de ubicaciones, la trazabilidad del inventario o la correcta medición de los sistemas de movimiento de mercancías. Todo destinado a optimizar el rendimiento interno de la compañía.

También, como decíamos, el inventario de productos a través del cual conocemos nuestra situación en relación a ellos. En este sentido, también nos servirá para clasificar los productos que no tienen utilidad para la empresa. Y, en lugar de dejarlos ocupar espacio o, peor, tirarlos de manera imprudente, con la amenaza de que caigan en las manos de la competencia o de usuarios que podrían estar interesados en comprar dichos productos, proceder a su adecuada destrucción. Es un procedimiento del que ninguna empresa debería prescindir nunca.

 

Destrucción de stock sobrante

Como hemos visto, la gestión del stock es tan importante como la gestión documental, de la que ya hablamos y desarrollamos en otro de nuestros artículos. Son dos pilares de la búsqueda de la eficiencia empresarial. Y tanto uno como otro deben ser llevados a cabo con máxima profesionalidad. Esa gestión del stock incluye, lo decíamos, la propia destrucción del stock obsoleto. Y en ABDC contamos con décadas de experiencia practicando el proceso de destrucción de inventarios. Con la máxima discreción, eficiencia y profesionalidad. Sabemos su importancia.

Las ventajas de realizar esa destrucción con nosotros son múltiples, más allá de nuestra eficiencia. Y es que con ABDC contarás con un certificado de destrucción que te servirá de garantía ante Hacienda para poder deducirte dichos productos destruidos. En él, constarán claramente los kilogramos, los materiales y las fechas y horarios en que fueron realizados los procesos de destrucción de inventarios obsoletos. Además, todos los materiales que resulten de la destrucción serán enviados a plantas de reciclaje para cumplir con las 3 R del reciclaje.

Somos una empresa comprometida. Con nuestro planeta, con nuestros clientes y con nuestro trabajo.