Funciones agencia española de protección de datos

proteccion de datos

Funciones agencia española de protección de datos

¿Sabes quien se encarga en España de velar por que la normativa de protección de datos se cumpla? Efectivamente, la agencia española de protección de datos. Fue creada en el año 1993 y su sede esta en Madrid, aunque actúa en toda España. Es un ente perteneciente al derecho público. Además, tiene una propia personalidad jurídica y capacidad publica y privada. Ejerce sus funciones actuando de forma independiente a la Administración Pública.

También existen otras agencias de esta materia, pero que funcionan de manera autonómica. Por ejemplo, en Cataluña y en el País Vasco. Sin embargo, lógicamente, su ámbito de actuación esta reducido a los ficheros públicos de las administraciones de su comunidad y de los municipios y localidades que se encuentren dentro de su administración autonómica.

Actualmente está regulada por la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales. Esta se promulgó en diciembre de 2018. También se ve afectada por el Reglamento General de Protección de Datos que funciona a nivel europeo.

Su cometido, como ya hemos mencionado, se basa en asegurar que se cumpla la legislación sobre la protección de datos. Debe controlar su aplicación, asegurando que se cumplan todos aquellos derechos de transparencia, de información, de rectificación, el derecho al olvido, etc. Para ello, lleva a cabo investigaciones y está facultada para actuar de oficio. Es decir, sin necesidad de que la actividad la motive una parte interesada.

Por esta razón, nosotros recomendamos a nuestros clientes realizar una auditoria lodp . Con ella podemos asegurar que todos sus procedimientos se realizan de acuerdo con la normativa vigente. De esta forma, evitamos complicaciones y situaciones desagradables, además de posibles sanciones.

Funciones de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD)

Para que todas estas normativas se cumplan de la manera correcta, la Agencia de Protección de Datos desempeña ciertas tareas a diferentes niveles. Aunque algunas son de mayor relevancia que otras, todas están encaminadas a defender los derechos de los ciudadanos y asegurar una correcta protección. Hoy repasamos algunas de sus labores más importantes.

Cuando hablamos de funciones relacionadas con aquellos que tratan datos, destaca la potestad de determinar sanciones según la Ley Orgánica de Protección de Datos. Los términos para que queden reguladas están especificados en el título VII de la LOPD.  Además, también pueden dictar medidas para corregir el funcionamiento o el proceso que se lleva a cabo y emitir determinadas autorizaciones.

En caso de que se haya encontrado alguna ilegalidad, puede obligar a que finalice el tratamiento de dichos datos. Si lo determina necesario, tiene potestad para pedir a los responsables de ciertos datos que les faciliten información y ayuda para desempeñar sus funciones. Por último, cuando se quiere realizar una transferencia de datos a nivel internacional, es la AEPD quien debe autorizarlo.

Las funciones de la agencia española de protección de datos también abarcan temas relacionados con los afectados. Además de atender cualquier clase de petición o reclamación que realicen, también es responsabilidad de esta agencia proporcionarles información sobre sus derechos.

Por otra parte, tienen una gran responsabilidad en el proceso de creación de las normativas relacionadas con su 1726sector. Su labor se basa en informar sobre los proyectos de nuevas normativas. Su potestad abarca las normas que incidan de alguna manera en la protección de datos. Por supuesto, también dictaminan recomendaciones y ciertas disposiciones de carácter legal. Trabajan así para el correcto tratamiento y control de los ficheros y datos de carácter personal.

Además, la agencia española de protección de datos cumple otras funciones relacionadas con el sector de las telecomunicaciones, la publicidad o de carácter representativo. Lo que esta claro es que es un ente fundamental. Garantiza la seguridad de todos los ciudadanos en cuanto al tratamiento de sus datos.