Isla de basura en el mar

isla-basura-mar

Isla de basura en el mar

Los últimos setenta y cinco años han sido devastadores para nuestro planeta. El asentamiento de la sociedad de consumo ha provocado una generación de residuos diarios sin precedentes. Hoy, muchas décadas después, toda la humanidad comienza a ser muy consciente de los efectos provocados por el tratamiento inadecuado de estos residuos. La regla de las tres erres del reciclaje se ha convertido en principio fundamental tanto para muchas personas como para muchas empresas. Pero estamos muy lejos de revertir las consecuencias.

 

¿Cómo se forman las islas de basura?

Las islas de basura son una buena muestra de estas consecuencias. Aglomeraciones masivas de residuos, sobre todo de plásticos, que flotan en mitad de los mares y océanos de nuestro planeta. Además de una imagen desoladora, estas islas representan una fuente de contaminación que afecta a la vida del ecosistema marino. Desde sus plantas hasta sus animales. Muchos quedan atrapados en dichas aglomeraciones. Mientras, otros ingieren los residuos que, más tarde, llegan a nuestro cuerpo a través del consumo de pescado.

En la actualidad, y según el Programa para el Medio Ambiente de Naciones Unidas, hay aproximadamente unas 13.000 piezas de plástico flotando en cada kilómetro cuadrado del océano. Por supuesto, muchas zonas sí están libres de estas aglomeraciones contaminantes. Pero es que otras poseen aglomeraciones tan gigantescas, debido a los caprichos de las corrientes marinas, que se convierten en auténticas islas de basura. Algunas tan masivas que resultan escalofriantes. Veamos cuáles son las islas de plástico más grandes del planeta.

 

¿Cuál es la isla de basura más grande del mundo?

Existen innumerables islas de basura repartidas por los océanos del mundo. Islas de basura en el mar que son una amenaza directa para la vida marina. Pero, entre todas ellas, hay una isla de plástico en concreto que destaca por encima del resto: la gran isla de basura del Pacífico, también conocida como “la gran mancha de basura del Pacífico”. Una aglomeración de basura donde se encuentran acumuladas casi ochenta mil toneladas de plástico provenientes de la actividad humana, según una investigación del Scientific Reports.

Es más, esta aglomeración es tan vasta que los científicos encargados de estudiarla han solicitado a la ONU que la declaren como un país propiamente dicho bajo el nombre de “Las islas de la basura en el pacífico”. Y es que los riesgos medioambientales son muy elevados. La isla de basura del pacífico se compone no solo de plásticos. También de microplásticos que penetran en la cadena alimentaria tras ser ingerido por los peces. Sin duda, una prueba de la necesidad de cambiar nuestro modelo de gestión de residuos.

 

La correcta gestión de residuos

Como ya explicamos en nuestro artículo acerca de las tres erres del reciclaje, la correcta gestión de residuos pasa por una aplicación exhaustiva de la reducción, la reutilización y el propio reciclaje. Eso implica consumir aquello que es necesario consumir. También darle nuevos usos a aquello que pueda tenerlo y enviar a las plantas de reciclaje los productos que no lo tengan. Allí serán tratados de manera especializada para separar los materiales reutilizables y darles una nueva vida útil. De esa manera evitaremos futuras islas de la basura en el mar.

Las islas de basura en el Pacífico. Las islas de la basura en las Maldivas. La isla de la basura en el Atlántico. Son señales de que no hemos estado haciendo las cosas bien. Tanto los consumidores como las empresas, y estas de un modo especial, debemos modificar nuestra relación con los residuos para garantizar un futuro saludable para nuestro planeta. ¿Tiene una empresa y genera residuos? Llámenos y nos encargaremos de que dichos residuos sean reciclados. Esa es nuestra misión. Ese es nuestro granito de arena.