Ley de desconexión digital

servicio destruccion documentos

Ley de desconexión digital

Como hemos mencionado en muchas otras ocasiones en el blog de Beck Destrucción Confidencial, en la Ley Orgánica de Protección de Datos española, transposición a nuestro ordenamiento jurícido del Reglamento General de Protección de Datos europeo, se encuentran garantizados los derechos digitales de los usuarios españoles. Unos derechos digitales que crecen conforme avanza el tiempo y surgen nuevos retos. Es el caso de la Ley de desconexión digital, que entró en vigor en el año 2018. ¿Pero en qué consiste exactamente?

Derecho a la desconexión digital

Todos tenemos derecho a descansar en nuestras horas de descanso laboral y en nuestras vacaciones. Pero la irrupción de las nuevas tecnologías trajo consigo una perversión del uso de las mismas. En ese sentido, eran muchos los trabajadores que no conseguían descansar adecuadamente dado que las empresas les obligaban a prestar atención al teléfono móvil durante su tiempo de descanso. Nunca desconectaban al 100%. Al salir de la oficina seguían trabajando, aunque partcialmente. Por eso nació la Ley de desconexión digital.

En concreto, el objetivo de esta normativa nacional es garantizar que los trabajadores por cuenta ajena son completamente libres durante sus vacaciones y sus horas de descanso. Es decir, garantizar que la jornada de trabajo no se extiende más allá de lo estipulado en el contrato por medio de los mdispsoitivos electrónicos. Esto tiene un enorme impacto en la vida de estos trabajadores. Gracias a la ley el derecho a la desconexión digital es una realidad en nuestro país. Algo especialmente importante en esta época concreta.

Derecho a la desconexión España

¿Pero por qué decimos que es ahora más importante que nunca? Pues porque en los últimos meses, y como consecuencia de la crisis pandémica provocada por el virus SARS-CoV-2, el teletrabajo se ha extendido entre las empresas españolas. Un modelo de trabajo en el que resulta bastante más complicado desconectar. Para conseguirlo, es importante que los empleadores respeten el derecho a la desconexión digital en las horas no laborales. Es una responsabilidad de todos garantizar una conciliación laboral y personal digna.

¿A quién no le ha pasado? Te encuentras fuera de la jornada laboral y recibes un Whatsapp de tu jefe o de un compañero de trabajo solicitando atención. Es algo urgente. Algo que debe ser atendido en ese momento. La realidad es que no es responsabilidad tuya. No cuando te encuentras fuera del horario de tu jornada laboral. Desgraciadamente es una práctica más extendida de lo que podemos pensar. De ahí que la ley del derecho a la desconexión en España haya sido tan celebrada por organismos defensores de los trabajadores.

Intimidad digital

Las ventajas del derecho a la desconexión en España son evidentes. Desde la concialización entre el área personal y el área laboral hasta el descanso absoluto, hasta la reducción del estrés o el aumento del ímpetu y el compromiso con la empresa. Después de todo, una empresa que respeta tu descanso es una empresa en la que merece la pena estar. Pero, además, el derecho a la desconexión digital viene de la mano de derechos digitales muy variados. Todos son un pack: proteger al trabajador de manera óptima.

Uno de esos derechos periféricos es la intimidad digital. Todas las personas, y todos los trabajadores, usan los dispositivos informáticos con fines profesionales y personales. En ese sentido, cada uno de ellos tiene el derecho a preservar su intimidad y su privacidad digital de la empresa. Vivimos en una era en la que todos los organismos públicos están centrando sus esfuerzos en blindar los derechos digitales de los ciudadanos y de los trabajadores frente a las empresas e instituciones. Es una nueva era.