¿Qué es el passwordless?

passwordless

¿Qué es el passwordless?

Las contraseñas digitales han sido una constante en nuestras vidas desde que internet entrara en ellas hace más de dos décadas. Una especie de bendición (por la protección que nos conceden) y maldición (por los miedos que nos provocan y los problemas que tenemos para recordarlas) simultánea de la que parecía que nunca seríamos capaz de desprendernos. Sin embargo, el reinado de las contraseñas en internet parece acercarse a su fin con la aparición de los denominados sistemas passwordless. En español, sistemas sin contraseña.

 

Adiós a las contraseñas en internet

La contraseña de inicio de sesión en el ordenador. La contraseña de tu plataforma de correo electrónico. Las de las redes sociales. La de las páginas donde sueles compras productos o contratar servicios. La de los blogs y foros que frecuentes. Y muchas más que conforman una vasta cantidad de contraseñas en internet. Por suerte, y tal y como anticipábamos en la introducción de este artículo, todas esas contraseñas están a punto de pasar a mejor vida con los sistemas passwordless. Sistemas que prometen hacernos la vida en internet más segura.

¿Pero en qué consiste exactamente un sistema passwordless? Pues en un sistema que permitirá el acceso a los servicios digitales a través de estrategias alternativas a las contraseñas. Por ejemplo, los factores biométricos de reconocimiento. Nos referimos por ejemplo a la huella dactilar, que ya funciona en muchos dispositivos móviles como método de desbloqueo, o el reconocimiento facial. Sistemas que proporcionan no solo más seguridad a la hora de evitar intromisiones ilícitas de terceros, sino también mucha más comodidad.

Pero no es la única estrategia alternativa. Otra que utilizarán muchos sistemas passwordless será la criptografía asimétrica. Esta consiste en el empleo de una clave pública y otra clave privada. La segunda se almacenará en el dispositivo de manera segura y solo podrá accederse a ella mediante el mecanismo un mecanismo de seguridad elegido como pueden ser los propios factores biométricos o un código PIN. La clave pública, por su parte, estará vinculada a la cuenta del usuario y será enviada al servidor del sistema. Así funcionan las firmas digitales.

 

Ventajas del sistema passwordless

Como ocurre con los certificados digitales, con los sistemas passwordless los usuarios no tenemos que meter ningún tipo de contraseña. Esto, como apuntábamos antes, nos proporciona una mayor comodidad en internet. Especialmente cuando contamos con infinidad de cuentas aquí y allá y tenemos que memorizarlas todas. Quizás estés pensando: “qué suerte que utilizo la misma para todo”. Pero como te contamos en nuestro artículo acerca de cómo crear una contraseña segura, esto no resulta nada aconsejable de cara a la seguridad.

Y hablando de seguridad, estas medidas de seguridad en sitios web nos aportan también más seguridad frente a las contraseñas de toda la vida. Técnicas de ciberdelincuentes como la ingeniería social o el phishing perderán toda su efectividad. Al fin y al cabo, los delincuentes tendrás que estar en posesión de nuestros dispositivos para poder acceder a nuestras plataformas. E incluso así podrían no tener acceso gracias a las barreras biométricas. Es un paso más allá en la protección del entorno digital.

Por último, el sistema passwordless permite un ritmo de trabajo mucho más eficiente en las corporaciones. Una característica que lo hace aún más atractivo de cara a su implementación general. Por supuesto, estos cambios supondrás un antes y un después en la manera en la que nos relacionamos con internet. Requerirá procesos de adaptación que nos permitan confiar en estos nuevos sistemas. Lo que es seguro es que vienen de camino. Y que son la mejor opción que tenemos a nuestro alcance.