Cómo crear una contraseña segura para evitar el robo de documentos confidenciales

contraseña-segura

Cómo crear una contraseña segura para evitar el robo de documentos confidenciales

Actualmente contamos con una gran cantidad de información privada en nuestros dispositivos y plataformas digitales. Las contraseñas que protegen y custodian estos datos son las únicas que pueden separar nuestros archivos de miradas indiscretas y, en ocasiones, maliciosas. Hay que tener en cuenta que no solamente se trata de datos que afectan a nuestra intimidad. En muchas ocasiones, se trata de nuestra seguridad. Los números de cuenta, tarjetas de crédito, imágenes de pasaportes o datos de nuestra empresa o negocio están dentro de nuestros ordenadores y móviles al alcance de cualquiera.

Los robos de identidad y los asaltos a correos personales para acceder a dispositivos de toda clase son muy comunes. Es habitual  contar con una auditoria LOPD con profesionales de la protección de datos que nos asesoren al respecto. Sin embargo,  seguro que cuentas con muchos espacios protegidos a través de una contraseña. Por esta razón, hoy hablamos sobre cómo crear una contraseña segura para garantizar que todos nuestros datos y archivos estén seguros.

 

Longitud de la contraseña

Una contraseña segura debe tener un numero determinado de letras, número y/o símbolos. Si fuera demasiado corta sería fácil de adivinar o de conseguir. Por el contrario, si fuera demasiado larga sería más fácil de olvidar, pero mucho más segura. Lo más aconsejable es optar por una contraseña que tenga como mínimo ocho caracteres. Además, hay que tener en cuenta que las mayúsculas forman parte del código como un carácter distinto al de su letra en minúscula. Por ejemplo, “ContraseÑa1” supone un código distinto a “contraseña1”, no permitiendo el acceso a la cuenta de una con la otra.

 

Contenido complejo

A pesar de que suele ser lo más habitual, lo aconsejable es evitar el uso de nombres de mascotas o de seres queridos, ya que pueden ser fácilmente descubiertos. Además, lo recomendable es utilizar diferentes caracteres, números y letras, ya que esta combinación es difícil de averiguar. Contra más “aleatoria” sea, más protegidos estarán nuestros archivos. Aunque es cierto que esta clase de claves se olvidan más fácilmente, siempre podemos anotarlas en un lugar seguro hasta que nos la aprendamos. Un truco que suele funcionar es incluir números para sustituir ciertas letras. Por ejemplo, utilizando “3NR1QUE” en lugar de “ENRIQUE”.

Ahora que ya sabes como hacer una contraseña segura, no olvides que hay otros muchos riesgos que ponen en peligro nuestros datos privados y confidenciales. Por ejemplo, si no se realiza una correcta destrucción de dispositivos electrónicos todos nuestros archivos estarán expuestos a quienes lo encuentren. Evitar esta clase de daños tan perjudiciales para las empresas y negocios es posible. Lo más aconsejable es contar con una auditoria de protección de datos que resuelva todas nuestras dudas y nos facilite servicios y recursos especializados

 

Secretismo

Un factor fundamental para que una contraseña siga siendo segura, es no divulgarla con nadie. Incluso aunque creamos que un pariente o amigo es de total confianza.  Esta divulgación puede quedar registrada de alguna forma. También deberíamos evitar anotarla y, en caso de hacerlo, eliminarla en cuanto sea posible.

 

Cambiar la contraseña cada cierto tiempo

Para empezar, es recomendable cambiar la contraseña de vez en cuando. Cada cierto tiempo es recomendable variar para evitar que terceros puedan acceder a ella. Además, también es importante cambiar de contraseña en cada sitio. Esto quiere decir que no se debe utilizar la misma clave en todos los espacios donde nos la requieran, sino que en cada uno debería haber una nueva.