Protección de datos de carácter personal

proteccion-datos-caracter-personal

Protección de datos de carácter personal

La protección de datos de carácter personal no es una novedad en nuestra sociedad. Sin embargo, en los últimos años los poderes públicos han desarrollado nuevas y más férreas normas de protección de datos de carácter personal. Una respuesta legislativa a un fenómeno inaudito en la historia: la acumulación colosal de datos de millones y millones de ciudadanos por parte de las empresas tecnológicas de internet. Si el control de las leyes de protección de datos estaríamos desnudos. Por eso son tan importantes.
 
 

La protección de datos de carácter personal

Porque la protección de datos de carácter personal es un derecho fundamental de los españoles. Es más, viene recogido por el artículo 18.4 de la Constitución Española y establece que todas las personas físicas se merecen garantías de su vida privada y controlar la disposición de la información relativa tanto a su esfera pública como privada. En otras palabras: tenemos derecho a decidir qué administraciones o empresas usan los datos personales identificativos relativos a nuestra persona. Estas leyes protegen ese derecho.
 
Es una cuestión de protección individual, por supuesto, pero tiene también una connotación social. Después de todo, si algunas empresas tecnológicas pudieran recopilar nuestros datos personales sin ningún tipo de límite, tendrían un poder extraordinario. Al fin y al cabo, la información es poder. Siempre ha sido así. Todas las leyes nacidas para garantizar la protección de datos de carácter personal es, además, un sistema para
frenar a los Estados y a las empresas en su inevitable afán de control. ¿Pero qué leyes son esas?
 
 

Protección de datos de carácter personal ley

En primer lugar, encontramos el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) impulsado y diseñado tanto por el Parlamento Europeo como por el Consejo de la Unión Europea. Un reglamento importantísimo para los países miembros dado su carácter de implantación nacional obligatoria. Así, todos los estados de la Unión Europea contaban con un plazo determinado para trasladar los preceptos del RGPD al marco jurídico propio. Fue así como nació en España la Ley de Protección de Datos de carácter personal.
 
Conocida simplemente como la LOPD, esa Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales entró en vigor el 7 de diciembre de 2018, reemplazando definitivamente a la anterior Ley Orgánica 15/1999 en materia de protección de datos personales. A grandes rasgos, esta normativa respeta lo establecido en el RGPD, aunque con ciertas diferencias. Puedes descubrirlas en nuestro artículo titulado ¿Cuáles son las diferencias entre LOPD y RGPD? en profundidad y con mucho más detalle.
 
 

Protección datos carácter personal

Ahora ya comprendemos qué es la protección de datos de carácter personal, pero no queremos marchar de este artículo sin acotar el significado de “datos de carácter personal”. Después de todo, es fundaental a la hora de entender las normativas vinculadas a este concepto. Así, los datos de carácter personales refiere a la información relativa a una persona física viva identificada o identificable. Es decir, datos que agrupados son capaces de permitirnos identificar a una persona. ¿Necesitas que veamos ejemplos?
 
Pues aquí van unos cuantos: nombre, apellidos, domicilio, dirección de correo electrónico, número de móvil, número de documento nacional de identidad, número de pasaporte, dirección de protocolo de internet (IP), identificador de una cookie o datos del historial médico, por citar algunos. Solo el titular de estos datos nos puede dar acceso a esa información, así como aprobar su almacenamiento y utilización. Además, y según la ley de protección de datos de carácter personal, tiene derecho a retirar esa aprobación.