Qué son los residuos nucleares

    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando el camión.

    Qué son los residuos nucleares

    Qué son los residuos nucleares

    Los residuos nucleares son aquellos que contienen o están contaminados por elementos químicos radiactivos en altas concentraciones, superiores a las que establecen los organismos que se encargan de su regulación.

    Tipos de desechos radiactivos

    La Unión Europea establece parámetros a tener en cuenta según el periodo de desintegración de los radionucleidos de estos desechos. De esta forma, existen diferentes tipos de residuos nucleares según el nivel de actividad teniendo en cuenta el almacenamiento definitivo.

    Residuos de baja y media actividad

    Los desechos que reducen a la mitad la radiactividad de sus componentes antes de alcanzar los 30 años, es decir, tienen una vida corta.  Por lo tanto, su actividad se considera baja y no generan calor. Algunos de los más comunes en esta categoría son las herramientas o la ropa de trabajo, el instrumental médico o materiales de laboratorios, hospitales y centrales nucleares.

    Residuos de muy baja actividad

    Esta clase de desechos son los que se reducen en tan solo 5 años y, tras este periodo, ya no se consideran radiactivos. Como su radiactividad es mucho menor y más baja que en el resto de casos, los requisitos que se establecen para su gestión son mucho menos complicados. En este caso se agrupan muchas piezas pertenecientes a centrales nucleares.

    Residuos de alta actividad

    En este caso la radiación alcanza niveles muy altos, general calor y tienen un periodo de semidesintegración que supera los 30 años. Debido a su larga vida, son los más peligrosos. Principalmente es el combustible de los reactores nucleares, aunque también hay otros materiales.

    Desechos radioactivos hospitalarios

    Durante las funciones que se desarrollan en un centro hospitalario cada día se generan una serie de desechos que también son de este carácter. Ten en cuenta que se utiliza la medicina nuclear para tratar algunos cánceres. Estos residuos son peligrosos y no se pueden esterilizar antes de eliminarlos. Por eso, los residuos radiactivos hospitalarios requieren de un tratamiento especial.

    Desechos radioactivos hospitalarios

    Por qué son peligrosos los residuos nucleares

    Existe una regulación que controla la gestión de esta clase de deshechos porque son peligrosos los residuos nucleares. Los residuos contaminados por isótopos radioactivos o radionucleidos emiten radiaciones que pueden afectar a tu organismo y/o al medio ambiente. Ten en cuenta que la radiación puede llegar a provocar la muerte de las células y en cualquier caso implicará una alteración en la molécula del ADN. Estas mutaciones pueden hacer que desarrolles enfermedades, como, por ejemplo, el cáncer o enfermedades genéticas que heredaría tu descendencia. Si te expones a la radiación comenzarás sintiendo nauseas, vómitos o irritaciones en la piel. Sin embargo, en caso de que la exposición sea bastante grande podrías sufrir diarrea, perdida de cabello o, incluso, esterilidad.

    Por qué son peligrosos los residuos nucleares

    De dónde procede este tipo de material

    En España se llevan a cabo muchos procesos que generan residuos radiactivos a lo largo de todo el territorio. Algunos aparecen como resultado de desmantelamiento u operaciones en centrales nucleares, fabricas o instalaciones. Sin embargo, también pueden proceder de la minería, de laboratorios u hospitales.

    Qué se hace con esta basura radiactiva

    Algunos de los residuos de menor actividad se terminan eliminando con el tiempo o se tratan para separar sus elementos nucleares. El resto se almacenan en bidones que se rellenan con otras sustancias, como cemento o alquitrán, para que queden solidificados. Así se almacenan hasta que el periodo radiactivo haya terminado.  Sin embargo, se necesitan controles y medidas más severas para las sustancias más radiactivas.

    Dónde se almacenan estos desechos

    Lo que se hace con los residuos nucleares es custodiarlos en la propia central. Después se introducen en contenedores especiales para llevarlos hasta las instalaciones donde serán almacenados durante varios años. España dispone de instalaciones donde se almacenan residuos radiactivos de forma segura. Sin embargo, cuando se trata de elementos de alta radiación, es necesario contar con refugios más potentes, como los cementerios nucleares.