¿Cómo se recicla un ordenador?

ordenadores-reciclar

¿Cómo se recicla un ordenador?

Como ya explicamos en otro de nuestros artículos sobre la importancia de reciclar correctamente nuestros móviles, los dispositivos electrónicos no pueden tirarse a la basura sin más. Bueno, sí que pueden. Pero es una irresponsabilidad tremenda para con el medio ambiente, los animales que lo habitan e incluso nosotros mismos. ¿Por qué? Pues porque la llamada basura electrónica, que incluye a los ordenadores, está compuesta de algunas sustancias muy contaminantes como el plástico, el cobre, el cadmio, la plata, el oro, el estaño o el hierro.

Teniendo en cuenta que los aparatos electrónicos son, desgraciadamente, desarrollados con una obsolescencia programada que reduce sus vidas útiles, estamos ante una acumulación de residuos electrónicos que no cuenta con precedentes en la historia. Gestionar estos residuos correctamente, realizando un reciclaje electrónico de calidad, es imprescindible para cuidar nuestro planeta. Si no aplicamos la regla de las 3 R a estos dispositivos, el futuro medioambiental estará todavía más amenazado. La responsabilidad, por supuesto, es de todos.

Tanto de las empresas como de los particulares que venden y compran aparatos electrónicos. Y en este sentido, el reciclaje tecnológico debe ser difundido para que todos los usuarios sepan qué deben hacer cuando alguno de sus dispositivos queda obsoleto. En el caso de los ordenadores, más grandes y pesados que los Smartphone, la importancia es, si cabe, todavía mayor. Y sin embargo muy pocos saben cómo proceder en esos casos. Por eso vamos a explicarte a continuación qué debes hacer cuando quieres deshacerte de tu ordenador.

 

¿Qué hacer con un ordenador antiguo?

¿Cómo se recicla un ordenador? Es una pregunta bastante habitual. Y hay dos respuestas posibles. Por un lado, el método pasivo de reciclaje. En este caso, se trata de abandonar el ordenador en algún punto habilitado para este fin. Como los puntos limpios que hay en las principales ciudades del país. O contratando a una empresa que se encargue de la destrucción segura de equipos informáticos, como la nuestra. Nos hacemos cargo de la recogida y el transporte hasta nuestras instalaciones de destrucción. Después, aportamos un certificado del proceso.

Por el otro lado, existe el método activo de reciclaje de aparatos electrónicos. Este consiste en no abandonar el aparato en un punto habilitado para ese fin, sino en intentar obtener un beneficio. Es una manera de aportarle una segunda vida al aparato a cambio de una compensación. Ocurre, por ejemplo, cuando lo vendemos a alguien. Pero también cuando lo donamos. En estos casos no hay beneficio, salvo el de haber contribuido a cuidar nuestro planeta. También, claro, proporcionarle un dispositivo electrónico a personas que no pueden permitírselo.

 

Reciclaje de basura electrónica

El reciclaje de basura electrónica tiene una importancia enorme en nuestra sociedad. Y, a la vista de cómo la digitalización está conquistando todas las áreas de la misma, será aún más importante en el futuro. Por eso este proceso no tiene relevancia únicamente para los particulares. No es únicamente una cuestión de ética ecológica, aunque debería ser suficiente razón para realizar dicho reciclaje. Es también, y cada vez más, una necesidad que tienen las empresas para responder a las demandas de los consumidores. La conciencia ecológica aumenta.

En ese sentido, las empresas que realizan una correcta gestión de los residuos electrónicos serán mucho mejor vistas por los consumidores. Es un valor añadido para ellas. Mientras que no reciclar correctamente los mismos supone, y supondrá con mayor fuerza en el futuro, una penalización para las mismas. Por todo ello, aconsejamos llevar a cabo un reciclaje tecnológico comprometido que aporte una etiqueta verde a tu empresa. Si necesitas contar con profesionales de la destrucción de basura electrónica, contáctanos y nos encargaremos de todo.