La importancia de reciclar correctamente nuestros móviles

reciclaje-moviles

La importancia de reciclar correctamente nuestros móviles

Teniendo en cuenta que hay muchas personas que, ya sea por cuestiones de edad, cultura o recursos, no tienen un teléfono móvil y que existen más de 7000 millones en todo el mundo, se da por hecho que hay muchas personas que tienen más de uno de estos aparatos. Aunque el aumento de precios de estos teléfonos, produce que cada vez se tarde más en cambiar el modelo, lo cierto es que cuando ya se ha estropeado o ha quedado muy obsoleto, tirarlo a la basura no debe ser una opción.

 

¿De qué esta hecho de un smarthphone?

Un móvil está compuesto de plástico, cobre y vidrio en su mayor parte. Otros de sus materiales son el cadmio, la plata, el oro, el estaño y el hierro. Ya de por sí, estos materiales pueden causar problemas muy nocivos en el medio y la salud de los seres humanos si no se tratan de la forma correspondiente. Depositando el móvil en los lugares habilitados para ello, muchos de estos materiales pueden ser reutilizados y evitar los daños sufridos por la minería y en el medio ambiente. Sin embargo, el componente más peligroso y con más graves consecuencias que encontramos en los móviles es el coltán. Nace de la mezcla de los minerales columbita y tantalita, que se pueden encontrar en la República Democrática del Congo, donde están el 80% de las reservas mundiales. Aunque es un componente imprescindible para la telefonía móvil, lo cierto es que para conseguirlo se utilizan condiciones de trabajo similares a la esclavitud, por lo que se lleva por delante una gran cantidad de vidas.

Por todas estas razones, el reciclaje de equipos tecnológicos resulta tan fundamental hoy en día, al evitar que los elementos que los componen puedan causar efectos nocivos en el entorno y que se sigan explotando ciertas zonas para conseguir los materiales necesarios.

 

¿Qué hacer con el móvil cuando ya no es útil?

Tirar un móvil como si fuera basura sin más nunca puede ser una opción, ya que se podría reutilizar una gran parte del aparato (entre el 70 y el 90%). Esta clase de desperdicios propician que los agentes contaminantes que contiene como el mercurio, el litio o el coltán perjudiquen la salud y causen un serio impacto medioambiental. Reciclar estos aparatos es de gran importancia, ya que según un estudio realizado por Back Market (empresa de reacondicionamiento con sede en Francia) con el reciclaje de estos aparatos solamente en España evitamos la emisión de 60.000 toneladas de CO2 y se ahorran unos 12 litros de agua limpia.

Existen varias opciones para la correcta gestión de residuos de este tipo. Puedes encontrar varias ONG´s concienciadas con estos temas y que cuentan con planes de reciclaje de dispositivos electrónicos. También hay empresas que compran estos aparatos para reutilizarlos ellos mismos, pagando al antiguo dueño por él. Muchas personas optan por darle una nueva utilidad al móvil en lugar de deshacerse de ellos, por ejemplo, puede servir como cámara de vigilancia o como reproductor de videos. También hay muchas empresas que se dedican a su correcta gestión para garantizar que no contaminen y que sus materiales puedan ser reutilizados.

Los españoles han venido tomando conciencia de estos problemas en los últimos años, de forma que se ha incrementado el número de personas que reutilizan estos dispositivos o los reciclan. De acuerdo con los datos, el reciclaje de móviles resulta fundamental. No podemos olvidar que en un solo móvil encontramos hasta cuarenta materiales que pueden ser tóxicos y afectar no solamente al medio sino a la salud de animales y personas si no se trata de la forma correspondiente.