Residuos raee

residuos-raee

Residuos raee

Los residuos RAEE son los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. La mala noticia es que, debido al profundo proceso de transformación digital de nuestra sociedad, cada año producimos más y más residuos eléctricos y electrónicos en el mundo, muchos de los cuales no son gestionados debidamente. De ahí que, tal y como vimos en nuestro post titulado El impacto ambiental de la basura electrónica en el mundo, estos estén amenazando gravemente la salud de los ecosistemas. Necesitamos hacer las cosas bien.
 
 

Raee residuos de aparatos eléctricos y electrónico

¿Pero qué son exactamente los RAEE residuos de aparatos eléctricos y electrónicos? Pues, según el Real Decreto 110/2015, de 20 de febrero, estos residuos abarcan todos los aparatos eléctricos y electrónicos que pasan a ser residuos de acuerdo con la definición establecida en el artículo 3.a) de la Ley 22/2011, de 28 de julio. Una definición que comprende todos los componentes, subconjuntos y consumibles que conforman el aparato eléctrico o electrónico en el momento en que se desecha finalmente.
 
Ahora la pregunta pertinente es la siguiente: ¿Qué es un aparato eléctrico o electrónico? Para descubrirlo se debe acudir a la consideración del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, que lo entiende como todos esos aparatos que requieren de corriente eléctrica o campos electromagnéticos para el correcto funcionamiento. Esto por supuesto engloba una infinidad de aparatos, razón por la cual nos vemos obligados a lidiar con una inmensa cantidad de residuos RAEE.
 
 

Qué son los residuos raee

Reciclarlos adecuadamente es imprescindible si queremos mantener el ritmo de consumo que disfrutamos en la actualidad. El desarrollo económico de los países desemboca en una creciente utilización de aparatos eléctricos y electrónicos. Cada vez hay más y más en el mundo y, en consecuencia, se generan más residuos. Unos residuos que en muchas ocasiones terminan en los vertederos. Existen auténticas montañas de RAEE residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Y es muy peligroso.
 
Lo es porque estos aparatos no son ni mucho menos inocuos. La gran mayoría de ellos contienen elementos químicos tóxicos para los seres vivos como los metales. Debemos protegernos de ellos porque, cuando estos entran en la cadena alimenticia, puede llegar hasta nosotros. Eso ocurre con elementos como el mercurio, el cual es ingerido por los seres humanos a través del pescado. Además, reciclar los residuos RAEE también le permite al mercado reutilizar sus componentes y evitar explotar más los recursos del planeta.
 
 

Residuos raee ejemplos

Ahora ya sabes perfectamente qué son los residuos RAEE. Como también sabes que es importantísimo dar el tratamiento de eliminación óptimo a los mismos. Especialmente si tienes una empresa. Nuestro marco de legislación obliga a las empresas a cumplir con determinados requisitos de gestión de residuos y nosotros, una empresa especializada en la gestión avanzada de los mismos, podemos ayudarte. Solo tienes que llamar a nuestro número de teléfono y comenzaremos a trabajar en una dinámica de gestión óptima.
 
No obstante, y antes de marcharnos, queremos dejarte unos cuantos ejemplos de residuos RAEE para que no queden dudas sobre qué son realmente. En ese sentido, nos encontramos con los electrodomésticos más grandes (frigoríficos, lavadoras o aires acondicionado), electrodomésticos más pequeños (como aspiradoras o cafeteras), equipos informáticos (como ordenadores o impresoras), paneles fotovoltaicos, aparatos para el alumbrado, herramientas eléctricas, juguetes eléctricos o aparatos de radioterapia médica.