Clasificación de los residuos sanitarios

    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando la llave.

    clasificacion-residuos-sanitarios

    Clasificación de los residuos sanitarios

    Quienes lleváis años siguiéndonos sabéis que en Beck Destrucción Confidencial estamos comprometidos de verdad con el medioambiente. De hecho, y aunque somos muy conocidos por nuestra labor de destrucción confidencial de documentos, también somos una de las principales empresas de gestión de residuos. Es por eso que durante los últimos meses hemos hablado de algunos de los tipos de residuos que hay como pueden ser los residuos electrónicos o los residuos de cartón. Hoy hablaremos de los residuos biosanitarios.
     
     

    Tipos de desechos sanitarios

    Los desechos sanitarios pueden subclasificarse en varios grupos y en función de varios parámetros. Y en ese sentido uno de los más importantes es el parámetro de la peligrosidad. En concreto, existen cuatro tipos de residuos biosanitarios en función de su peligrosidad. En el grupo uno encontramos los desechos de clase no peligrosa como el papel, el cartón, el material de oficina, el material de jardines o el material de cocina. El tipo de residuos que no comprometen de manera directa la salud de las personas.
     
    En el grupo dos encontramos los residuos biosanitarios no específicos procedentes de aquellos pacientes que no son infecciosos. Eso incluye curas, guantes, vendas y muchos otros materiales. En el grupo tres están los residuos biosanitarios de pacientes infecciosos como sangre y hemoderivados, líquidos o agujas, además de objetos cortantes y punzantes. Por último, en el cuarto grupo encontramos los residuos peligrosos por su origen citotóxico como restos de sustancias químicas o medicamentos caducados.
     
     

    Residuos biosanitarios

    Pero como apuntábamos antes no se trata de la única clasificación de residuos sanitarios que hallamos. Y es que existe otra bastante generalizada que los separa en función de su naturaleza. En ese aspecto, por una parte nos encontramos los residuos sanitarios genéricos. Por otra parte, encontramos los llamados residuos biosanitarios, que son específicos de la actividad sanitaria y que pueden estar contaminados por sustancias biológicas dado que proceden de pacientes. Estos requieren un trato especial.
     
    Y, por último, y coincidiendo con el grupo cuatro de la clasificación del apartado anterior, encontramos los residuos citotóxicos. En concreto, estos últimos son aquellos que por sus propiedades y características, así como por su grado de contaminación química o/y biológica, requiere de un tratamiento diferente respecto a los demás residuos. Son estos los que merecen una mayor atención y un mayor cuidado de todos los tipos de residuos biosanitarios que se generan en los hospitales y centros de salud.
     
     

    Residuos citotóxicos

    Como decíamos antes, en los residuos citotóxicos podemos encontrar medicamentos. Pero no todos. Para la consideración de un medicamento como peligroso necesita presentar alguna característica específica como carcinogenicidad, teratogenicidad, toxicidad reproductiva, toxicidad de órganos o genotoxicidad. También el medicamento que cumpla varios de estos requisitos será considerado como medicamento citotóxico. Tendrá que ser tratado como el resto de residuos citotóxicos con el objetivo de proteger la salud pública.
     
     

    Ejemplos de residuos sanitarios

    A lo largo de este artículo hemos mencionado varios ejemplos de residuos biosanitarios con la finalidad de que tuvierais una idea aproximada de lo que estábamos hablando. Pero hay muchos más. Entre ellos, nos queda citar algunos muy habituales como el papel sanitario, los pañales desechables, las toallas sanitarias, el material de curación, los pañuelos desechables, los preservativos, las excretas de animales o las colillas de los cigarros. ¿Necesitas que nos encarguemos de la gestión de los residuos de su centro? Llámenos.