Destrucción confidencial para tiendas de ropa

destruccion-confidencial-tiendas-ropa

Destrucción confidencial para tiendas de ropa

Las normativas vigentes en materia de protección de datos han supuesto un endurecimiento de las condiciones de cumplimiento respecto a normativas anteriores. El crecimiento tanto de las grandes empresas tecnológicas como de sus herramientas de procesamiento de datos les ha reportado un grandísimo poder respecto a los datos personales de millones de usuarios de internet. Para proteger a estos últimos nacieron el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD).

En realidad, esta última no es otra cosa que la transposición al ordenamiento jurídico español del primero. Pero el resultado es el mismo. Todas las empresas y todos los autónomos que dispongan de un fichero con los datos personales de terceras personas están obligados a implementar todo tipo de estrategias y acciones para proteger dichos datos. Estrategias y acciones que son mucho más exigentes de lo que eran antes del nacimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos. Los tiempos han cambiado.

Y han cambiado en todas las dimensiones. Las nuevas disposiciones en materia de protección de datos refieren, por supuesto, a estrategias y acciones destinadas a salvaguardar los datos personales contenidos digitalmente, pero también a los datos personales de terceros contenidos en soportes físicos. En ese sentido, la LOPD establece unas medidas de destrucción confidencial de la documentación muy concretas que todas las empresas deben llevar a cabo para no incurrir en incumplimientos y sanciones. Incluidas, por supuesto, las tiendas de ropa.

 

Datos de clientes y proveedores en tiendas

Después de todo, las tiendas de ropa manejan una enorme cantidad de datos personales. En primer lugar, de los propios clientes. Para la generación de tarjetas de tiendas de ropa, las tiendas solicitan a los beneficiarios sus datos personales con el objetivo de registrarlos en su base de datos. Nombre. Apellidos. Dirección postal. Correo electrónico. Número de teléfono. Fecha de nacimiento. Datos confidenciales que deben ser protegidos para que los clientes vean preservados sus derechos en materia de protección de datos personales.

Pero no son los únicos. Las tiendas de ropa también manejan mucha información personal de las empresas y profesionales que les proveen de materiales. Una vez más, dichas empresas y profesionales tienen derecho a que sus datos confidenciales sean protegidos. Eso implica, en relación a los documentos donde todos esos datos aparecen recogidos, que las tiendas de ropa deben llevar a cabo una destrucción confidencial de los mismos. No es una opción. Es una obligación impuesta por el RGPD y la LOPD.

 

Importancia de la destrucción confidencial

La importancia de la destrucción confidencial es enorme. Después de todo, romper en unos cuantos trozos los documentos que contienen datos personales de terceros y tirarlos a la basura no implica protección alguna. Es muy sencillo recomponer dichos documentos y acceder a dicha información privada. Eso no solo perjudica a los propios titulares de los datos, sino también a las propias tiendas de ropa. Al fin y al cabo, la fuga de información clave de la empresa resta ventaja competitiva a la misma.

No importa si son datos de clientes, datos de potenciales clientes o datos de proveedores. Las tiendas de ropa, como cualquier otra empresa, deben realizar una destrucción documental profesional. Una destrucción para la que deben seguirse una serie de pautas contenidas en la LOPD en relación al tamaño de las partículas resultantes y los diferentes niveles de seguridad de los documentos. ¿Necesita ayuda cualificada? En ABDC llevamos mucho tiempo ayudando a todo tipo de empresas a cumplir con la LOPD. Confíe en los profesionales.