Tipos de contenedores de reciclaje

Por favor, prueba que eres un humano seleccionando el camión.

tipos-contenedores-reciclaje

Tipos de contenedores de reciclaje

En una época tan vertiginosamente consumista, en la que generamos una cantidad tan masiva de residuos y desechos, el reciclaje cumple una función más trascendental que nunca. Una máxima que la sociedad sí está comprendiendo. No en vano, las tasas de reciclaje per cápita han aumentado durante la última década. Pero tan importante como contar con la predisposición para reciclar es conocer cómo hacerlo correctamente. Es aquí donde entran los diferentes tipos de contenedores de reciclaje. ¿Los reconoces bien?
 
 

Tipos de contenedores para reciclar

En nuestras calles podemos encontrarnos varios contenedores de reciclaje diferente. Y es esencial conocer qué residuos debemos depositar en cada uno de ellos para colaborar eficazmente en la reutilización de todo cuanto consumimos. Así, uno de los contenedores más importantes es el contenedor amarillo. El motivo por el que es tan relevante es que en él deben depositarse los residuos plásticos, uno de los contaminantes más extendidos en la naturaleza. ¿Pero qué otros tipos de contenedores para reciclar hay?
 
Otro muy popular, que además resulta bastante empleado afortunadamente, es el contenedor azul. Este está destinado al reciclaje de cartón y papel. Según datos especializados una tonelada de papel reciclado permite salvar entre doce y dieciséis árboles medianos, lo que además desemboca en un ahorro de nada más y nada menos que 50.000 litros de agua y 300 kilogramos de petróleo. Sin duda, uno de los tipos de contenedores de reciclaje más diferenciales. Ah, y recuerda plegar el cartón para que ocupe menos espacio.
 
 

Tipos contenedores reciclaje

Junto al contenedor amarillo y el contenedor azul, otro de los tipos de contenedores para reciclar hallado en las ciudades es el contenedor verde. En este caso, los residuos que deben depositarse en su interior son aquellos fabricados con vidrio. La buena noticia es que el vidrio es 100% reciclable, lo que permite ahorrar muhcísima energía y recursos. La mala noticia es que el vidrio tarda 4.000 años en degradarse, por lo que el vidrio en los vertederos o en la naturaleza afecta notablemente al entorno. ¡A reciclar!
 
Ahora ya conocemos qué tipos de contenedores existen para reciclar, pero todos sabemos que es posible encontrar contenedores de otros colores en las ciudades españolas. Uno de ellos es el contenedor marrón o naranja, destinado a los desechos orgánicos. Estos permiten generar compost, muy útil a la hora de abonar las plantas y generar nuevos alimentos. Otro es el contenedor gris, dedicado a residuos generales que no se pueden depositar en ningún otro contenedor. Pero con excepciones. ¿Cuáles?
 
 

Qué tipos de contenedores existen para reciclar

Pues hablamos de artículos especiales que cuentan con sus propios contenedores especiales. Por ejemplo, la ropa y el calzado. Aunque no son tan cuantiosos como los contenedores citados anteriormente, los podemos encontrar repartidos por las ciudades españolas. Lo mismo ocurre con los contenedores de pilas, que están ubicados en zonas como las paradas de autobuses o junto a otros contenedores convencionales. También los contenedores de medicamentos, otro de los tipos de contenedores para reciclar.
 
Además, también podemos encontrar otras dos última alternativas: los contenedores rojos (para depositar en ellos productos peligrosos como insecticidas, aerosoles o productos tecnológicos) y los puntos verdes, en donde se pueden depositar desde residuos tóxicos y peligrosos a residuos químicos, residuos de demolición o residuos electrónicos y eléctricos. ¿Necesitas de una empresa de contenedores para realizar la gestión de los residuos industriales de tu empresa? Cuenta con Beck Destrucción Confidencial.