Consentimiento lopd

    Please prove you are human by selecting the key.

    consentimiento lopd

    Consentimiento lopd

    El consentimiento, según la LOPD y el RGPD, es una manera por la que das una autorización de forma libre, específica, informada e inequívoca para que una empresa u organización trate tus datos personales. El consentimiento es una figura clave en la normativa de protección de datos personales, tanto en la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) como en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

    Para qué sirve el consentimiento según la LOPD y el RGPD

    Según la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) y el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), el consentimiento sirve para tratar todos los datos personales de una persona acorde con la ley y sirve para garantizar que las personas tienen total control sobre sus datos personales.

    Cómo debe ser dicha aceptación

    Para que el consentimiento sea válido, la aceptación debe cumplir una serie de características: 

    • Tiene que ser específico, es decir, se tiene que referir a un tratamiento concreto de los datos. 
    • Debe dejar claro que la persona que ha dado sus datos lo ha hecho de forma voluntaria, por lo tanto, la aceptación tiene que ser inequívoca. 
    • La persona que firma el consentimiento tiene que estar informada y conocer para qué se van a utilizar sus datos y de qué forma van a ser tratados. 
    • Tiene que ser otorgado de forma libre, sin coacción ni presión por parte de la empresa o entidad que vaya a utilizar los datos de los usuarios.
    Tipos de consentimiento de la Protección de Datos

    Tipos de consentimiento de la Protección de Datos

    Existen tres tipos de consentimiento de protección de datos. Los tipos de consentimiento son expreso, tácito y presunto.

    Expreso

    Según la LOPD, el consentimiento expreso es el consentimiento que se manifiesta de forma clara y explícita, es decir, que es el propio usuario el que lo acepta con total conocimiento del uso de sus datos. Este tipo de consentimiento es el que mayor validez tiene y es el que se tiene que utilizar en la mayoría de los casos. 

    Tácito

    El consentimiento tácito de la LOPD es el que infiere de la conducta del usuario del que se van a tratar sus datos. Este tipo de consentimiento no es tan vinculante como el anterior y solo se puede utilizar en casos muy específicos como, por ejemplo, si una persona utiliza el servicio de una empresa y no se opone a que sus datos se utilicen para enviarle publicidad.

    Presunto

    Por último, el consentimiento presunto, según la LOPD,  es el que se considera que la persona otorga a la empresa de forma automática si no se opone al uso de los datos. Este tipo de consentimiento se puede utilizar en casos muy limitados.

    Qué debe incluir el modelo para el consentimiento

    En el modelo de consentimiento lopd, se tienen que incluir los siguientes puntos:

    Lugar de almacenamiento

    Para que el interesado conozca dónde se van a almacenar sus datos personales.

    Finalidad

    Se debe especificar para qué se van a utilizar los datos personales que has recogido.

    Derechos de las partes

    Tienes que indicar cuáles son los derechos de la persona que te ha dado su consentimiento y cuáles son los derechos de tu empresa al recibir el consentimiento.

    ¿Puede ser denegado el consentimiento?

    ¿Puede ser denegado el consentimiento?

    Sí, puede denegar el consentimiento para tratar tus datos en cualquier momento, ya que estás en pleno derecho de hacerlo. Además, no es necesario que justifiques esta acción. Por ejemplo, si una empresa te enviaba publicidad por correo electrónico, pero en un momento decides que no te sigan enviando dicha información. La empresa en cuestión, no puede enviarte más publicidad a través del correo electrónico, pero si puede seguir tratando tus datos para otras finalidades en las que no necesiten tu consentimiento.

    Casos en los que no se necesita el consentimiento para tratar los datos

    Los casos en los que no se necesita tu consentimiento para tratar tus datos, son casos excepcionales, como los que mencionamos a continuación.

    Protección del interés vital del interesado

    No es necesario un consentimiento para tratar los datos personales, si es necesario para proteger el interés vital de la persona, es decir, no se requiere el consentimiento del paciente. Por ejemplo, si una persona está en peligro de muerte y es necesario compartir sus datos médicos con un hospital, se pueden tratar todos sus datos sin necesidad de contar con su consentimiento.

    Diagnóstico médico

    Si el tratamiento de tus datos personales es necesario para realizar un diagnóstico médico, no es necesario tu consentimiento. Un claro ejemplo es si acudes a un médico y es necesario realizar las pruebas necesarias para determinar un diagnóstico, se pueden tratar tus datos sin necesidad de que otorgues tu consentimiento.

    Comunicación con organismos del Sistema Nacional de la Salud

    No es necesario un consentimiento para tratar los datos personales, si es para realizar cualquier comunicación con los organismos del Sistema Nacional de la Salud. Por ejemplo, si estás contagiado por COVID-19, las autoridades pertinentes pueden comunicarlo a las autoridades sanitarias y puedes tratar todos tus datos sin tu consentimiento.