Contenedor de restos

    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando el avión.

    contenedor-de-restos

    Contenedor de restos

    Los contenedores urbanos están divididos por colores y cada uno de los mismos está destinado al depósito de distintos tipos de residuos. Algunos de estos contenedores, como el contenedor verde o el contenedor amarillo, los hemos tratado en este mismo blog. También el contenedor azul dedicado al papel y el cartón y el contenedor naranja dedicado exclusivamente a los residuos orgánicos. No obstante, existe otro que suele quedarse fuera de muchas explicaciones. Hablamos del contenedor gris. Analicémoslo.
     
     

    ¿Qué es el contenedor de restos?

    El contenedor gris, también conocido como contenedor de restos, es un contenedor dedicado al depósito de residuos domésticos que no pueden depositarse en ninguno de los otros contenedores específicos que están en las calles de nuestro país. Es decir, residuos que no encajan en el contenedor de reciclaje de los plásticos, en el contenedor de reciclaje de los vidrios ni en el contenedor de reciclaje del papel y el cartón. ¿Pero qué se tira en el contenedor gris entonces? Veámoslo a continuación detalladamente.
     
     

    contenedor-gris

     
     

    ¿Qué se tira en el contenedor gris?

    Para comprender qué es el contenedor de restos necesitamos conocer qué desechos pueden depositarse en el mismo. Y la lista abarca desde los restos de alimentos a los residuos domésticos de jardinería como las plantas o las hojas, los productos elaborados con materiales orgánicos como los tapones de corcho y todos aquellos residuos conocidos como fracción resto: los residuos para los que no hay ningún contenedor ni un punto limpio específico. Es importante consultar bien el listado de puntos limpios.
     
     

    ¿De qué color es el contenedor de restos?

    Esta es una de las preguntas más habituales en torno al contenedor de restos. No obstante, y a estas alturas del artículo, el color del contenedor de restos no es ninguna sorpresa para ti: es el color gris. De hecho, es el color que tenían los contenedores genéricos antes de que se crearan los contenedores de reciclaje. En ese momento, residuos como los plásticos, los vidrios o los papeles salieron de ese contenedor para siempre. En el siguiente apartado veremos qué otros residuos no deben depositarse en el contenedor gris.
     
     

    contenedor-restos

     
     

    ¿Qué no se puede tirar al contenedor de restos?

    Lo más importante de todo es que tengas en cuenta que los envases de papel-cartón van en el contenedor azul, que los envases de vidrio van en el contenedor verde y que los envases de plástico como las latas o los bricks van en el contenedor amarillo y no en el contenedor gris. De lo contrario, estaríamos perdiendo unas oportunidades fantásticas de reciclar esos materiales. Además, en el contenedor de restos de Madrid y de las demás ciudades españolas no deben depositarse aceites, cenizas, líquidos tóxicos, líquidos inflamables, bombillas, cables, pilas, clavos, alambres, llaves, cristales, perchas, neumáticos, baterías y otros residuos que no posean una procedencia orgánica. Casa desecho tiene su lugar. Cuidemos el planeta.
     
     

    Reciclaje del contenedor gris

    Los residuos que se depositan en los contenedores amarillos, verdes y azules tienen una segunda vida, dado que contamos con las tecnologías y los conocimientos necesarios para reciclarlos y reaprovecharlos. Esto no ocurre con los desechos que se depositan en el contenedor gris. Corchos, chupetes, pañales, polvo, arena de mascotas, colillas o pañuelos usados no pueden ser reciclados para reutilizar las materias primas. Eso es así debido a la mezcla de sustancias orgánicas y al potencial contaminante de muchos de esos residuos. Aunque el reciclaje del contenedor gris no es posible, es esencial echar aquí los correspondientes desechos.