Derechos ARCO RGPD

Derechos ARCO RGPD

Las normativas relativas a la protección de datos personales utilizan muchos mecanismos diferentes con los mismos objetivos: aumentar la protección de los datos personales de los usuarios y sus garantías digitales. Y uno de esos mecanismos, uno de los más importantes, son los derechos ARCO. Unos derechos que, incluso aunquez desconzcas, te pertenecen indefectiblemente por el mero hecho de ser ciudadano español. En este artículo vamos a contártelo todo acerca de los derechos ARCO para que tengas plena conciencia de ellos.

ARCO Ley de Protección de Datos

Los derechos ARCO RGPD, extrapolados a nuestro marco legislativo nacional a través de la Ley Orgánica de Protección de Datos, son derechos cuyo ejercicio es personalísimo. Eso implica que únicamente pueden ser ejercidos por el titular de los datos personales que dichos derechos protegen. También sus representantes legales o acreditados. De cualquiera manera, y salvo estas dos excepciones, los responsables de los ficheros de datos personales pueden negarse a cumplir dichos derechos cuando sean solicitados por terceros.

Pero tú sí puedes ejercerlos sobre tus propios datos personales. Específicamente sobre aquellos que cedes. Las empresas e instituciones que los almacenan están obligadas por lo estipulado en el Reglamento General de Protección de Datos a satisfacerlos. Además, estos responsables del tratamiento de los datos tienen que disponer vías sencillas para la solicitud de dichos derechos por parte de los usuarios. Es parte de eso que se conoce como responsabilidad activa. En este caso, responsabilidad activa hacia los derechos ARCO.

Derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición

Los derechos ARCO eran en un principio cuatro derechos. El primero de ellos el llamado derecho al acceso. Un derecho que los titulares de los datos personales pueden ejercer para obtener información acerca de los tratamientos que están recibiendo sus datos y la finalidad de dichos tratamientos. El segundo de ellos es el llamado derecho de rectificación. Como recordarás, dedicamos todo un artículo a este derecho. Y mediante él los titulares de los datos pueden solicitar la modificación de sus datos inexactos o incompletos.

En tercer lugar encontramos el derecho de cancelación. Un derecho a través del cual los titulares disponen de la capacidad de solicitar la eliminación de datos inadecuados. Y por último, los ciudadanos contamos con el derecho de oposición. También a este dedicamos todo un artículo. Grosso modo, da la posibilidad a todo titular de datos personales de denegar el tratamiento de los mismos por parte de una empresa o entidad. A continuación veremos cómo el derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición tienen compañía.

Derechos ARCO

Ahora que sabemos qué es derecho ARCO podemos ir un pasito más allá. Después de todo, el Reglamento General de Protección de Datos elaborado por el Parlamento Europeo incorporaba dos nuevos derechos de los ciudadanos en relación a sus datos personales. Hablamos del derecho a la portabilidad de los datos y del derecho al olvido. Mediante el primero podemos pedir a las empresas que transmitan nuestros datos a otra empresa. Mediante el segundo podemos exigir que nuestros datos sean borrados de un sistema concreto.

Durante todo el artículo hemos enfocado los derechos arco RGPD desde la perspectiva de los ciudadanos. Y es que, al fin y al cabo, todos somos ciudadanos. Pero tenemos un mensaje importante para las empresas: deben hacer todo lo posible para cumplir con sus responsabilidades con los derechos ARCO. De lo contrario podrían enfrentarse a graves sanciones por parte de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Sin duda, lo más óptimo siempre es realizar una auditoría RGPD profesional e implementar medidas esenciales.