Dónde tirar las pilas usadas

    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando la taza.

    Dónde tirar las pilas usadas

    Dónde tirar las pilas usadas

    Las pilas están fabricadas con elementos altamente tóxicos. Por eso, al saber dónde tirar las pilas usadas y ponerlo en practica contribuyes al cuidado del medio ambiente.

    Por qué es necesario el reciclaje de las pilas

    No puedes tirar las pilas en el cubo de la basura. Si hicieras esto, las pilas terminarían en un vertedero y, a medida que pasara el tiempo, la pila iría degradándose, de forma que el envoltorio se descompondría, pero los productos (altamente peligrosos, dicho sea de paso) que lleva en su interior no, y, además, quedarían desprotegidos. Por lo tanto, esos materiales terminarían llegando al agua, al terreno o a áreas donde los animales se alimentan. Esto implica un gran daño para el medio y para muchos seres vivos, incluidos los humanos que notaríamos los estragos.

    Si no se gestionan las pilas como debería, supone un gran peligro para el medio y el planeta en general. Ten en cuenta que, con tan solo una pila alcalina normal y corriente, como las que utilizas para el mando de la televisión, por ejemplo, puedes contaminar casi 200.000 litros de agua. Si hablamos de las pilas de mercurio la situación puede ser mucho más grave. Por eso es fundamental que asegures el correcto reciclaje de pilas.

    En qué contenedor desechar las pilas gastadas

    Las baterías y las pilas son reciclables, por lo que te interesa saber en qué contenedor debes desechar pilas gastadas para poner tu granito de arena y ayudar al cuidado del medio ambiente. Aunque existen diferentes tipos de pilas y su nivel de toxicidad puede variar y ser distinto, en todos ellos como reciclar pilas es igual. Siempre tienes que depositarla en un contenedor especial. Estos los encontraras en puntos limpios, a veces en paradas de autobús y en depósitos ubicados en establecimientos especializados o en supermercados.

    De botón

    Una de las pilas más utilizadas son las que podemos ver, por ejemplo, en los relojes. Son aquellas que se llaman “de botón”, ya que por su forma se asemejan a un botón. Son redondas y planas y también las hay de diferentes tamaños. A pesar de que su tamaño es más pequeño, se trata de las pilas más contaminantes de todas. Esta clase de pilas deben tirarse en un Punto Limpio especializado. En general los encontrarás en paradas de autobuses y en espacios de gestión de residuos como fundaciones y tiendas especializadas.

    De botón

    Salinas/alcalinas

    Las pilas alcalinas son las que utilizas más habitualmente. Son muy similares a las pilas salinas y, aunque su composición y fabricación tiene diferentes componentes, se deben reciclar igual. De la misma forma que en el caso de las pilas de botón, estas también deben depositarse en puntos limpios especializados.

    Recargables y litio primario

    Las pilas recargables te durarán mucho más tiempo y , por eso, son una opción estupenda para contribuir al cuidado del medio ambiente. Sin embargo, de la misma forma, tarde o temprano terminaran siendo inservibles, ya que su ciclo de vida también es finito. En estos casos, también debes reciclarlas depositándolas en contenedores especializados para reciclar pilas.

    Cómo es la gestión para reciclar las pilas

    Gracias a la gestión de residuos pilas usadas se pueden volver a utilizar más de un 70% de los materiales con los que estaban fabricadas. Tu solo tienes que depositarlas en el contenedor adecuado y gracias a esta pequeña acción, estarás facilitando que puedan ser recicladas en la planta especializada.

    Dónde tirar las pilas usadas

    Proceso de fragmentación

    Las pilas son sometidas a un proceso de trituración en condiciones de refrigeración con elementos como el nitrógeno y mediante herramientas y aparatos mecánicos.

    Recuperación de metales

    Del polvo obtenido tras el primer paso del proceso, se recuperan las materias primas de metales, carbones, zinc, etc.

    Reutilización del material

    De esta forma, los componentes primarios de las pilas pueden reutilizarse para crear y fabricar nuevos objetos. Así, se puede dar vida a otros elementos sin gastar más materiales y , sobre todo, evitando la contaminación.