Dónde se tira el poliespán

    Please prove you are human by selecting the cup.

    Dónde se tira el poliespán

    Dónde se tira el poliespán

    El contenedor para el poliespán es el contenedor amarillo, el mismo que donde tira el plástico, las latas y los briks. En este contenedor puedes tirar los trozos pequeños de corcho blanco, pero ¿dónde se pueden tirar las bandejas de poliespán? Puedes llevarlas al vertedero o al punto de reciclaje que esté más cerca de tu ciudad. Así, no ocuparás todo el contenedor y facilitarás que otras personas puedan tirar el corcho blanco en el contenedor amarillo. 

    ¿Son reciclables las bandejas y materiales de corto blanco?

    Tanto las bandejas como los materiales de corcho blanco se pueden reciclar al 100%. Estos materiales se pueden reutilizar para hacer otros productos como bolígrafos, materiales de aislamiento acústico y térmico para casas o fábricas o suelas para zapatos, entre otros. Quién sabe, a lo mejor el boli que te acabas de comprar para usar en tu trabajo proviene del reciclaje del corcho blanco.

    Dónde se tira el poliespán

    Dónde se tira el poliespán

    Cuidar el medio ambiente y el entorno natural es fundamental para evitar que la contaminación y la acumulación de residuos acabe con la salud ambiental. Por ello, es fundamental que sepas dónde se tira el poliespán. Puedes tirar el corcho blanco en un contenedor de reciclaje, que seguro, has utilizado más de una vez para reciclar el plástico, las latas o los bricks.

    Contenedor de reciclaje

    El contenedor de reciclaje donde hay que tirar el corcho blanco es el contenedor amarillo. Si tiras aquí el poliespán, estarás ayudando al planeta y se podrá reutilizar el material para darle una segunda vida, a través de diferentes procesos que se utilizan para reciclar el corcho blanco.

    Cómo es el proceso de reciclaje del corcho blanco

    Se pueden seguir tres procesos para el reciclaje del corcho blanco. Estos métodos de reciclaje pueden ser físicos, mecánicos o químicos.

    Físico

    Para realizar el método de reciclado físico del poliespán, se utiliza un proceso de disolución para limpiar todas las impurezas que contenga el material. Se usa el gel de PS, es decir, gel de poliestireno. En esta fabricación se obtiene granza, que se consigue tras el reciclaje de materiales plásticos que han sido usados. Se convierte el plástico o el corcho blanco que ya no se utiliza en porciones muy pequeñas. 

    Mecánico

    El proceso de reciclado mecánico es el más utilizado, ya que es simple y eficiente. Consiste en triturar todo el corcho blanco o el poliespán para mezclarlo con otros elementos que también se reciclan en el contenedor amarillo. Cuando se mezclan estos materiales se consigue crear nuevos bloques de EPS, es decir, bloques de poliestireno expandido. Con el proceso mecánico, todos los materiales resultantes se pueden compactar para que su transporte y su fundición para darle nueva vida a otros materiales sea mucho más rápida, cómoda y sencilla. Una vez los EPS se funden, se convierten en PS y se utilizan para volver a crear plásticos o corcho blanco.

    Químico

    Por último, pero no menos importante, el proceso de reciclado químico se realiza a través de la despolimerización del poliestireno para conseguir monómero de estireno u otras sustancias químicas. Luego, se vuelve a hacer un proceso de polimerización con el que se consigue volver a generar la materia prima original, es decir, el corcho blanco, también conocido como poliespán. Este proceso de reciclado se podría decir que es infinito, por el hecho de que se puede repetir infinidad de veces sin que los materiales pierdan sus propiedades. 

    Una vez se realiza cualquiera de estos procesos, se le puede dar una nueva vida al poliespán. Se puede convertir en materiales aislantes para la construcción, en nuevos envases o de nuevo en corcho blanco.