Expurgo en bibliotecas

expurgo-bibliotecas

Expurgo en bibliotecas

Como hemos visto en otras ocasiones, el expurgo de documentos es un procedimiento esencial dentro de la gestión documental. Un proceso que debemos llevar a cabo para sanear nuestros archivos y quedarnos con aquello que resulta verdaderamente útil. También es importante porque en muchas ocasiones nuestro derecho a conservar determinados documentos expira. Como aquellos que poseen datos confidenciales de terceras personas. Y eso vale para todo tipo de organizaciones. Incluidas las bibliotecas.

Expurgo de libros

Tal y como ocurre con cualquier otra organización, el expurgo de documentos administrativos es necesario en las bibliotecas públicas y privadas. Y es que estas entidades no están exentas de la gestión de esta clase de documentación. Realizar un expurgo de la misma es imprescindible puesto que nos permite detectar los documentos que ya no estamos obligados a conservar por ley. Del mismo modo, también nos permite ver la documentación que no tenemos derecho a seguir conservando. Es esencial para cumplir con el marco legal.

Sin embargo, el expurgo de biblioteca conlleva mucho más. De hecho, lo más importante probablemente sea el expurgo de libros. Al fin y al cabo, son el bien material más importante de estas organizaciones. Ninguna otra posee la capacidad de gestión documental de estas entidades. Y, sin embargo, en ocasiones puede ser que necesiten ayuda exterior a la hora de realizar el expurgo de libros. También a la hora de eliminar todo lo que requiere ser eliminado. Por suerte, existen empresas como Beck Destrucción Confidencial para ello.

Material de expurgo

Pero el expurgo de libros es solo una parte del expurgo documental de las bibliotecas. Tengamos en cuenta que estas instituciones cuentan con una enorme cantidad de documentación. Por ejemplo, los documentos donde figuran los préstamos bibliotecarios y sus beneficiarios. En ese sentido, hablamos de documentos de carácter confidencial puesto que incorporan información personal como el nombre, los apellidos, el DNI o el domicilio de los usuarios de la biblioteca. Estos documentos deben ser tratados correctamente.

Lo mismo ocurre con la documentación vinculada a las facturas. Estas deben ser conservadas durante cierto periodo de tiempo. Cuando termina el mismo es recomendable eliminarlas para que no caigan en las manos equivocadas. El expurgo en bibliotecas es, de hecho, un expurgo especialmente complejo. Es sencillo saber por qué teniendo en cuenta la cantidad de documentación física que manejan estas entidades. Pero no solo física. Las bibliotecas manejan cada vez más documentos digitales. Y también merecen expurgo.

¿Cómo se hace el expurgo de libros en bibliotecas?

El expurgo en bibliotecas es procedimiento completo que requiere intervención especializada. Después de todo, ya lo decíamos, estas instituciones gestionan una cantidad ingente de información. Probablemente un número mayor de documentos que cualquier otra institución. En ese sentido, no podemos permitirnos que dicha tarea sea llevada a cabo de manera improvisada. Se requiere método. Se requiere experiencia. Y eso es lo que podemos ofrecerte en Beck Destrucción Confidencial. Llevamos décadas realizándolo.

Si te pones en nuestras manos no tendrás nada de qué preocuparte. Nos encargamos del expurgo de libros y del resto de documentos presentes en tu biblioteca. Una vez determinados los documentos que deberán ser eliminados, nos encargamos personalmente de ello. Disponemos de la tecnología necesaria para borrar los documentos conforme a lo establecido por las normativas vigentes en materia de protección de datos. Y, además, te proporcionamos un certificado de destrucción oficial. Confía en los expertos.