¿Por qué una farmacia debería contratar una empresa de destrucción confidencial de documentos?

farmacia-destruccion-documentos

¿Por qué una farmacia debería contratar una empresa de destrucción confidencial de documentos?

La destrucción confidencial de documentos se ha convertido en una necesidad de primer orden para un número muy grande de empresas. En cualquier clase de negocio existe una gran cantidad de papeles, archivos y datos que con el tiempo se quedan obsoletos o que simplemente deben ser destruidos por ley. Estar al día con la normativa vigente de protección de datos es fundamental en nuestros tiempos y una empresa dedicada a estas cuestiones supone un gran ahorro en diversos sentidos.

Por una parte, el subcontratar a una empresa de destrucción de documentos puede ser una inversión muy rentable a nivel económico, suponiendo un desembolse menor en comparación con hacerlo a través de los propios medios de la empresa o adquiriendo maquinaria especializada que puede no cumplir el nivel de seguridad necesario. Además, permite a la empresa y sus trabajadores dedicar su tiempo a las gestiones que realmente forman parte de sus labores. La destrucción a través de profesionales del sector especializados en estos servicios también garantiza que los documentos de la empresa, en el soporte o formato que sea, estén protegidos en todo momento. Estas empresas garantizan un tratamiento confidencial y evitan cualquier clase de riesgo, además de contar con la certificación de destrucción de documentos.

 

La importancia de la destrucción de documentos en farmacias

Las farmacias tratan una gran cantidad de datos que contienen información de carácter personal, tanto sobre sus clientes y empleados como sobre los proveedores e, incluso, sobre los médicos que recetan a los usuarios de la farmacia su tratamiento. Aunque desde el exterior pueda parecer que este sector no trata una acumulación de datos demasiado grande, la verdad es que tanto los libros oficiales como las recetas que tramitan suponen la recopilación de una gran cantidad de información personal. Sus soportes habituales varían mucho, ya que, aunque una gran cantidad están recogidos en papel, también manejan mucha información digital.

 

¿Cómo afecta la Ley Orgánica de Protección de Datos en las farmacias?

Tanto el uso que se le da a todos estos archivos como su almacenamiento supone unas obligaciones pautadas por la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) y con el reglamento sobre la misma. Las farmacias, al igual que las empresas de otros sectores, deben hacer un uso responsable de esta información y garantizar la destrucción de la misma en el plazo previsto para asegurar el correcto cumplimiento de la lopd. De no tratar la documentación de la forma correcta, se podría incurrir en sanciones de entre 900 y 600.000 euros, según la gravedad de la infracción.  Por eso es tan importante asegurar que todos los tramites en relación con la destrucción de documentos se realicen con la máxima seguridad y responsabilidad.

Los datos que recopilan las farmacias, además de ser personales, tratan temas de salud, considerados de un nivel alto según la regulación de la LOPD. Por lo tanto, estas empresas deben implicarse de una forma mucho mayor en el tratamiento de esta clase de información. De hecho, se exponen a denuncias graves de los clientes si cualquier clase de dato es interceptado a través de sus archivos o se conoce públicamente alguno de los detalles que se les ha confiado. De esta forma, para las farmacias resulta muy útil contar con los servicios de una empresa de destrucción de documentos. Es la mejor solución para garantizar la seguridad de su información y la efectividad de su eliminación. Además, aseguran el cumplimiento de las leyes y las normativas en cuanto al nivel de seguridad y los procedimientos adecuados. También es un servicio limpio y ecológico.  Todos estos servicios y garantías proporcionan a la farmacia mucha comodidad y un ahorro de tiempo y dinero.