El reciclaje en España

reciclaje-espana

El reciclaje en España

Hace unos meses os hablamos de la importancia capital que tiene la regla de las tres Erres del reciclaje. En la actualidad, cuando nuestros niveles de producción y consumo superan con creces todas las cifras de producción y consumo vistas en cualquier otro punto de la historia humana, más que nunca. Al fin y al cabo, la huella que la humanidad genera en el medio ambiente y los animales que la habitan nunca había sido tan significativa. Todos los científicos coinciden: el ser humano debe cambiar su modus operandi si queremos proteger el planeta.

Y eso corresponde a dos a agentes sociales. Por un lado, a los productores. Las empresas, sobre todo las grandes empresas, están obligadas a introducir pautas ecológicas en sus procesos de fabricación. Es fundamental para la supervivencia del planeta tal y como lo conocemos. Y, por otro lado, a los consumidores, que somos todos. Y que debemos incorporar a nuestras vidas las dinámicas ecologistas. Muchos en nuestro país ya lo hacen. Otros quizá no tanto. La pregunta es: ¿en qué situación se encuentra el reciclaje en España? ¿Cuán ecológicos somos?

 

Datos de reciclaje en España

Nos encantaría, como siempre hacemos, darte una respuesta inequívoca. Sin embargo, las oenegés ambientales sin ánimo de lucro no parecen ponerse de acuerdo. Por un lado, la organización Ecoembes publicó recientemente todas sus investigaciones acerca del reciclaje en España a través de un informe bastante optimista. Sus datos de reciclaje en España muestran que, en nuestro país, ya se recicla hasta el 78,8% de los envases de plástico, briks, latas, envases de papel y envases de cartón. Unos números muy positivos que dejarían a España en buen lugar.

Más concretamente, y según Ecoembes, cada español depositó 15,7 kilogramos de materiales reciclajes en 2018 en el contenedor amarillo y 18,1 kilogramos en el contenedor azul. Con estos datos del reciclaje en España, el año pasado habría sido, con diferencia, el más productivo de nuestra historia en este aspecto. Es más, respecto a 2017, los españoles habríamos reciclado un 12,3% más en el contenedor amarillo y un 12,’4% más en el azul. En otras palabras: los números de Ecoembes implicarían que los españoles somos más ecológicos que nunca.

No obstante, Greenpeace para no estar de acuerdo. La oenegé ambientalista publicó poco después otro informe que echaba por tierra todo lo afirmado por Ecoembes. Según Greepeace, aquella bonita cifra que Ecoembes decía que reciclábamos en nuestro país, el 78,8%, es en realidad de un 25%. Es decir, que los españoles no pasaríamos tanto tiempo visitando los contenedores de reciclaje en España. ¿Quién tiene razón? Es una cuestión bastante difícil de dilucidar. Lo más conveniente es que cada uno lea ambos informes y saque sus propias conclusiones.

 

Reciclaje electrónico en España

Con lo que no parece haber dudas es con el reciclaje electrónico en España. Según informaciones de Eurostat, los españoles solo reciclamos el 21% de la chatarra electrónica que producimos. Unos datos que nos dejan muy mal parados respecto al resto de países europeos. En concreto, la media del continente se sitúa en el 35%. Vistos los porcentajes, y considerando la producción total de productos electrónicos en nuestro país, podemos concluir que más de 730.000 toneladas de residuos eléctricos y electrónicos no se reciclan ni reutilizan.

Una completa barbaridad. Sobre todo, teniendo en cuenta los componentes metálicos que conforman todos estos dispositivos eléctricos y electrónicos. Hablamos de elementos químicos como el plomo, el arsénico, el cadmio, el mercurio o el fósforo, entre otros. Cada vez los tiramos a la basura convencional, contaminamos enormemente nuestro planeta. En ese sentido, tanto las empresas como los consumidores tenemos la responsabilidad de que esos dispositivos, una vez han perdido su vida útil, lleguen a las plantas de reciclaje en España. Es vital.