Reciclaje de metal

    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando la estrella.

    Reciclaje de metal

    Reciclaje de metal

    El reciclaje de metal consiste en reciclar todos los metales que son reciclables como el hierro, el acero, el cobre, el aluminio, el latón y el plomo. El reciclaje de metal aporta amplios beneficios para el medio ambiente y puedes reciclar estos materiales en los puntos limpios o en el contenedor amarillo si tienen el símbolo del reciclado.

    Qué es el reciclaje de metales

    El reciclaje de metales es el proceso con el que se pueden reutilizar diferentes residuos metálicos. Este proceso empieza en tu casa y acaba con la limpieza de los metales tras su fundición.

    Símbolo de este reciclado

    El símbolo del reciclado de metales son unas flechas que forman un triángulo y en su interior está el número 40. Además, tiene FE, que se refiere al hierro en la tabla periódica. Si hay otro símbolo significa que tienes que desmontar el aparato para poder separar el metal de otros materiales como el vidrio o el plástico.

    Maquinaria empleada

    La maquinaria que se utiliza para reciclaje de metales son por ejemplo trituradoras, hornos de fundición, los camiones que transportan este material y las máquinas de enfriamiento.

    Cuáles son los residuos metálicos que se pueden reciclar

    No todos los residuos metálicos se pueden reciclar, por lo tanto, es fundamental que conozcas cuáles son los residuos metálicos que se pueden reciclar o reutilizar para darles una segunda vida. Además, los residuos metálicos que contienen hierro, acero, cobre, aluminio, latón y plomo se pueden reutilizar de manera ilimitada, sin que estos metales pierdan las propiedades que tanto les caracterizan.

    Acero

    El acero es uno de los metales que más presente está en tu día a día. Puedes encontrarlos tanto en tus electrodomésticos, en algunas piezas de tu coche, en tus tuberías, en tus sartenes o en tu cubertería, entre otros muchos elementos.

    Aluminio

    El aluminio es el metal más versátil por todas sus utilidades. Puedes encontrarlo en el papel conocido como papel de plata, en tus ventanas, en las latas de los refrescos que consumes o en los platos de metal que utilizas cada vez que vas de acampada.

    Bronce

    El bronce se compone de cobre y estaño. Esto le permite ser un material muy duradero y se utilizaba de manera rutinaria años atrás. Todas las estatuas que hay en tu ciudad, seguramente estén fabricadas con este material.

    Cobre

    El cobre  se utiliza principalmente en todos los elementos que estén relacionados con la electricidad, ya que es un material flexible y con una gran conductibilidad. Por ejemplo, se utiliza en tus cazuelas y en los cables de tu sistema eléctrico.

    Hierro

    El hierro se encuentra en los tornillos de tus muebles, en los martillos que has utilizado para montar todo el mobiliario de tu casa, en los marcos de fotos que utilizas para decorar o en las puertas de tu casa para hacerlas más resistentes, entre otros elementos donde puedes encontrar hierro.

    Latón

    Toda la bisutería que tienes en tu casa, tiene en mayor o menor medida latón. Este metal reciclable está compuesto por cobre y zinc.

    Plomo

    Es fundamental que recicles la batería de tu móvil, reloj o tu ordenador, entre otros, ya que están compuestas mayoritariamente por plomo. Años atrás se utilizaba con diferentes fines,  por el hecho de que es un material que se funde con facilidad.

    Beneficios del reciclaje de materiales metálicos

    Reciclar materiales metálicos le ofrece muchos beneficios a tu entorno y al medio ambiente, puesto que las empresas no tendrán que explotar los recursos naturales para conseguir este tipo de materiales. Si reciclas los metales que son aptos para el reciclaje, reduces la contaminación y la emisión de gases. Además, las sustancias tóxicas y peligrosas que se liberan por incineración serán mucho menores. Ayudarás a que la chatarra no se acumule de forma innecesaria en los vertederos.

    Dónde se reciclan los envases metálicos

    Para reciclar los envases metálicos, puedes depositarlos en el contenedor amarillo. Si son objetos muy grandes, puedes llevarlos al punto limpio más cercano, donde se encargarán de todo el proceso de reciclaje.

    Dónde se reciclan los envases metálicos

    Cuál es el proceso para reciclar de metales

    El proceso de reciclaje de los metales se compone de cinco fases: la recogida, la clasificación, la trituración, la fundición y la limpieza.

     

    1. Recogida

    La recogida de los metales la realiza una empresa especializada que tiene un acuerdo con la empresa que se encarga de la chatarra.

    1. Clasificación

    La empresa que se encarga de gestionar la chatarra clasifica los metales que se van a reciclar en función de su estado, es decir, si están oxidados o no. También se encargan de separar el metal de otros elementos como el plástico, el vidrio o la madera.

    1. Trituración

    Para que el proceso de reciclaje sea mucho más manejable, se trituran todos los metales. Así, el volumen de los residuos será menor y por ende, la cantidad de energía que se utiliza en la fundición también lo será.

    1. Fundición

    Todos los bloques de metal triturados son llevados a un horno para proceder a su fundición. Una vez que los metales están fundidos, hay que esperar a que se enfríen. Una de las ventajas de reutilizar metales reciclables es que se necesita mucha menos agua y calor para su fundición.

    1. Limpieza

    Para poder llevar a cabo la limpieza  se utilizan técnicas como la electrólisis. Además, para eliminar todos los metales no deseados utilizan un mecanismo magnético.