Tipos de residuos inorgánicos

    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando el árbol.

    clasificacion-residuos-inorganicos

    Tipos de residuos inorgánicos

    Durante estos últimos meses hemos analizado muchísimo desde el blog de Beck Destruccion Confidencial la Ley de Gestión de Residuos, así como muchos apartados de la misma. Después de todo, y además de ser la empresa líder en destrucción confidencial del sector, también somos una empresa especializada en gestión de residuos. Por esto mismo sabemos que no todos los residuos son iguales. Existen diferentes categorías en función de cuales debemos depositar, almacenar y transportar los residuos de forma distinta.
     
     

    Desechos orgánicos e inorgánicos

    Como apuntábamos antes, existen muchas categorías. Podríamos decir que las dos principales son aquellas que diferencian entre los residuos industriales y los residuos domiciliarios. Vamos a profundizar en estos. Y vamos a hacerlo dividiéndolos a su vez en dos grandes subcategorías. Por un lado, hallamos los residuos de carácter orgánico. Son todos aquellos residuos biodegradables que pueden transformarse rápidamente en materia orgánica reaprovechable por el planeta. Por otro lado, los residuos inorgánicos.
     
    Estos últimos son todos aquellos residuos que, dadas sus propiedades químicas, experimentan un proceso de descomposición natural muy lento. Esto es, pueden permanecer inalterables en la naturaleza durante un periodo de tiempo muy prolongado. En ocasiones incluso de cientos y cientos de años. Son esos residuos los que merecen más atención y cuidado por parte de los ciudadanos. La diferencia entre desechos orgánicos e inorgánicos es la capacidad contaminante y tóxica de ambos. Profundicemos un poco.
     
     

    Basura inorgánica ejemplos

    ¿Quieres conocer ejemplos de residuos inorgánicos para hacerte una idea de qué hablamos? Pues vamos a hacer mucho más que eso: una clasificación de los mismos. Así, encontramos primeramente el vidrio, uno de los residuos orgánicos con mayor potencial para ser reciclado y reaprovechado. Debe ser depositado en el contenedor verde, habilitado especialmente para este material. Luego tenemos el cartón y el papel, que se deben depositar en el contenedor azul para su correcto reciclaje. Otros materiales muy aprovechables.
     
    Otro muy importante en cuanto a su reciclaje, tanto por su reaprovechamiento como por evitar que termine en la naturaleza dado su gran poder contaminante, es el plástico. Para reciclarlo tenemos el contenedor de color amarillo, donde tiraremos bolsas de plástico, recipientes de PVC o tetrabricks. Así, otros ejemplos de los desechos inorgánicos son la ropa de fibras sintéticas, los embalajes de celofán, las botellas de cristal o los neumáticos. Todos deben ser debidamente tratados para proteger nuestro planeta.
     
     

    Imágenes de residuos inorgánicos

    La razón por la cual debemos tratarlos adecuadamente es muy sencilla: se descomponen muy lentamente y producen un gran efecto en la naturaleza. Tanto por su toxicidad como por la interacción con los animales. Y es que todos hemos visto las imágenes de basura inorgánica que muestran animales atrapados en trozos de plástico. Es algo que debemos evitar entre todos. Disfrutar del consumo es un derecho, pero también es una responsabilidad consumir con criterio y gestionar debidamente los residuos resultantes.
     
     

    Reciclar los residuos inorgánicos

    Las autoridades han trabajado muchísimo durante estas dos últimas décadas para cambiar la actitud de los ciudadanos en relación al reciclaje. Campañas publicitarias, proliferación de contenedores y cada vez más y más facilidades han dado lugar a un porcentaje de reciclado inaudito en nuestra sociedad. Las personas ya saben diferenciar entre los distintos tipos de desechos inorgánicos y actuar en consecuencia. No obstante, todavía queda muchísimo por hacer. El porcentaje está lejos de ser óptimo. ¡Hagámoslo juntos!