Características de los residuos sólidos urbanos

caracteristicas-residuos-solidos-urbanos

Características de los residuos sólidos urbanos

El concepto de residuo sólido urbano no da lugar a demasiada confusión. Al fin y al cabo, refiere a todos los residuos generados dentro del núcleo urbano como consecuencia tanto del consumo de los particulares en su día a dí como de la producción de los comercios y otros agentes sociales. Dentro de los residuos urbanos encontramos además dos variedades diferentes: los residuos orgánicos y los residuos inorgánicos. Pero en ambos casos existen una serie de características compartidas de las que hablaremos hoy.
 
 

Así son los residuos municipales

Como decíamos antes, dentro de los residuos urbanos englobamos tanto los residuos orgánicos como son el alimento sobrante, el papel o la madera como los residuos inorgánicos como el vidrio, el plástico o el metal. Pero todos ellos comparten tres propiedades físicas muy importantes, especialmente a la hora de proceder con las acciones de tratamiento, gestión y potencial reaprovechamiento. En concreto, las características de los residuos sólidos urbanos son la humedad, el peso específico y la granulometría.
 
La humedad varía mucho en función de si los residuos urbanos son orgánicos o inorgánicos. Estos últimos suelen poseer una humedad de entre el 25% y el 40%, mientras que en el caso de los primeros puede subir hasta el 60%. Esto es lógico si tenemos en cuenta que en los alimentos hay más agua y por tanto una mayor humedad. Esto es muy importante tenerlo en cuenta para realizar el tratamiento de los residuos sólidos urbanos de manera óptima en cada caso. Pero lo mismo ocurre con el peso específico.
 
Conocer la densidad de los distintos residuos urbanos es imprescindible para emplear recipientes óptimos presentes en la cadena de tratamiento de los residuos sólidos urbanos. Recipientes como contenedores donde los ciudadanos depositan los residuos, como los recipientes de recogida y transporte o como los que tienen las plantas especializadas de reciclaje o los vertederos para recibirlos. Por último, la granulometría remite al grado de segregación de los materiales y es clave para la gestión de los residuos.
 
 

Tratamiento de los residuos sólidos urbanos

El tratamiento de los residuos sólidos urbanos es solo una de las fases del procedimiento de gestión de los residuos urbanos. Una gestión que comienza con la recogida de los residuos sólidos urbanos en la ciudad y prosigue con el transporte hasta los centros especializados de tratamiento. Este tratamiento puede ser muy diferente en función de cada residuo sólido urbano. Después de todo, algunos pueden reciclarse y otros no, lo que desemboca inevitablemente en su destrucción.
 
 

Gestión y manejo de los residuos sólidos urbanos

En Beck Destrucción Confidencial contamos con un departamento especializado en el manejo de residuos sólidos urbanos. En concreto, nos encargamos de dos de las operaciones fundamentales del proceso. Tanto la recogida de los residuos sólidos urbanos generados en su empresa como en el transporte hasta la planta de tratamiento de los mismos. Su empresa no tendrá que preocuparse de nada. Únicamente de funcionar de manera óptima y concentrarse en sus objetivos prioritarios.
 
 

Tipos de residuos sólidos urbanos

Este punto lo hemos analizado anteriormente pero merece tenerlo en cuenta. Especialmente para eliminar de este grupo a unos residuos que no deben ser considerados como uno de los tipos de desechos urbanos existentes: los residuos peligrosos. Incluso aunque se generen en el núcleo urbano no pertenecen al tipo de residuo del que estamos hablando. Solo los residuos orgánicos no peligrosos y los residuos inorgánicos no peligrosos entran en este grupo. ¡Te aconsejamos leer nuestro post sobre los tipos de materiales sólidos para seguir aprendiendo más.